Wilson Caicedo, sigue el idilio con la carrera EXPRESO

  Deportes

Wilson Caicedo, sigue el idilio con la carrera EXPRESO

El hombre de 65 años no deja que la tradicional prueba muera. Pese a la pausa por la pandemia, corrió por segundo año a la misma hora y en la misma ruta

Wilson Caicedo Carrera Expreso
El corredor de 65 años hizo 10 km por la misma ruta que se suele disputarse la prueba.Juan Faustos / Expreso

Se levantó a las 04:30, como si se tratara del día de la carrera. Estaba emocionado. Desayunó ligero -un agua aromática con galletas-, y a las 06:00 ya estaba en el punto de partida en la intersección de las avenidas Malecón y Olmedo, en pleno centro de Guayaquil. Con 65 años de edad, Wilson Caicedo es de esos corredores insignes que deja la carrera EXPRESO.

Si se hubiera realizado este domingo 18 julio, la tradicional prueba pedestre de este Diario estaría cumpliendo su edición número 47, sin embargo por efectos de la pandemia no se disputó, pero Caicedo, al igual que el año pasado, la hizo de manera simbólica el mismo día, a la misma hora y en la misma ruta.

A su haber tiene ya 37 ediciones corridas. La primera la hizo a los 17 años, cuando aún era estudiante del colegio Vicente Rocafuerte y asistió motivado por su padre. Solo las dejó de hacer de 1990 a 2000 por dedicarse a trabajar para la educación de sus hijos. Hoy, bien puede ser llamado el padre de la carrera.

  • Wilson Caicedo Carrera Expreso
    La prueba terminó en las afueras de este matutino, en la avenida Carlos Julio Arosemena y Las Monjas.Juan Faustos / Expreso
  • Wilson Caicedo Carrera Expreso
    Caicedo tuvo a su equipo de apoyo en su hijo, su nieto y una ahijada. Juntos portaron dos carteles con agradecimientos.Juan Faustos / Expreso

“Puede parecer una locura, pero esta competencia significa mucho para mí. Mi padre, Colón Caicedo Cruz, me llevó a correrla y hoy que tiene 12 años de fallecido es incluso un homenaje a él. Por esta prueba pasaron mis hijos y hasta mis nietos. Entiendo que por esta pandemia no pueda llevarse a cabo, pero la prueba no va a morir. Voy a mantener viva la llama mientras pueda estar en pie”, precisó emocionado Caicedo.

El deportista corrió 10 kilómetros, empezando en el Malecón y pasando por las calles Loja, el Cementerio General, Urdesa y entrando a la avenida Carlos Julio Arosemena para terminar frente a las instalaciones de este matutino. En total cronometró 51 minutos.

“Las lágrimas se me salieron al pasar por el cementerio recordando a mi padre, porque ahí está enterrado, pero así es la vida. Sé que estaría muy orgulloso”, acotó.

Wilson se ve corriendo muchos años más. Si ni la pandemia lo detuvo, nada lo hará. Vive para correr. Las que se mueven no son sus piernas, sino ese cúmulo de recuerdos especiales que su historia lleva. Ya planifica la temporada 2022.

EL DETALLE

47 ediciones estaría cumpliendo en estos días la carrera EXPRESO, que hizo una pausa el año pasado y este por la pandemia.