Deportes

El Villarreal, con Pervis Estupiñán en la banca, selló su pase a los cuartos de final

El lateral ecuatoriano no ingresó en la victoria del Submarino Amarillo sobre el Dinamo de Kiev, por la Europa League

Pervis-Estupiñán-futbolista-Ecuador
Los jugadores del Villarreal celebran uno de los tantos en la clasificación a los cuartos de finalEFE

Gerard Moreno rubricó este jueves con dos goles la clasificación del Villarreal para los cuartos de final de la Liga Europa, después de superar de forma muy plácida su eliminatoria ante el Dinamo de Kiev por un global de 4-0.

El delantero internacional demostró una vez más que esta temporada está siendo el atacante español más determinante y con dos goles en la primera mitad borró de un plumazo cualquier atisbo de sorpresa por parte del equipo ucraniano, que llegaba a La Cerámica con una desventaja de dos tantos de la ida y que en ningún momento dio sensación de poder poner en apuros a los castellonenses.

El lateral ecuatoriano Pervis Estupiñán no fue parte de este compromiso y tuvo que ver el partido desde la banca.

Pervis Estupiñán-Villarreal-victoria

Pervis Estupiñán fue titular en la victoria del Villarreal

Leer más

Los jóvenes pupilos del veterano Mircea Lucescu firmaron una primera mitad decepcionante ante un Villarreal que jugaba a placer y que a los 13 minutos aumentaba su renta de Kiev, tras un cabezazo picado de Gerard que abría el marcador.

Pese a que el partido apenas había comenzado a rodar, el tanto supuso el finiquito del mismo y de la eliminatoria. El Dinamo, carente de pegada, se dedicaba a ver como los de Unai Emery movían cómodamente el balón de un lado a otro.

Aun sin disponer de un carrusel de ocasiones, lo cierto es que la sensación era que el Villarreal podía poner en serios apuros al gigantesco meta Buschan en cuanto el balón pasara por las botas de Trigueros o Gerard. Precisamente el atacante catalán firmó el segundo gol tras una recuperación de Chukwueze y una gran asistencia de Parejo que el catalán no desaprovechó.

Con un global de 4-0 al descanso, la segunda parte fue un plácido tránsito para el equipo español. El actual líder de la liga ucraniana trató de estirarse algo más en la reanudación pero apenas aportó un par de disparos sin excesivo peligro. Emery, con todo a favor, aprovechó la coyuntura para repartir minutos y pensar ya en cotas mayores en una competición que ha ganado tres veces.