Sin vida por seguir al equipo de sus amores

  Deportes

Sin vida por seguir al equipo de sus amores

EXPRESO recabó la historia de cuatro de los nueve aficionados de Barcelona que perecieron en el accidente de tránsito al volver de Perú.

Foto de Sistema Grana (31208531)
Desconsuelo. Maricela Gurumendi observa la foto donde aparece su hermano muerto Juan Gurumendi .Daniel Vite

“¡Dame tu bendición, madrecita, que quizás no regrese! ¡Con tu bendición nunca me pasa nada!”. Estas fueron las últimas palabras que Juan Aurelio Gurumendi Guamán le dijo a su progenitora, Rosa Guamán, antes de salir de casa.

Juan Aurelio, de 32 años, no imaginó que su expresión y la canción con la que alentaba al equipo de sus amores y que dice: “Esta es la barra brava de los toreros, la que deja la vida por los colores, la que le pide al ‘Barce’ salir primero. Vamos, pongan más huevos los jugadores para ser campeones”, eran un presagio de lo que después se convertiría en la desgracia que hoy enluta a nueve hogares ecuatorianos.

El bus en que Gurumendi y otros 37 hinchas de Barcelona regresaban desde Lima a Guayaquil se accidentó. El percance ocurrió a las 05:30 de ayer, cerca de la ciudad de Máncora, 18 horas después de iniciar el viaje en la capital peruana.

Los aficionados del equipo torero habían viajado hasta la capital del vecino país para presenciar el cotejo que por Copa Libertadores Barcelona disputó el pasado jueves con el Sporting Cristal.

FAMILIARES DE HINCHA  (31208494)
Pena. Gabriel Lucio, abuelo de Carlos Burgos Ibarra, junto a los accesorios del equipo de los amores de su nieto.JIMMY NEGRETE

Ayer, en el hogar de la familia Gurumendi Guamán, ubicado en el sector de La Josefina, parroquia San Cristóbal de la ciudad de Quevedo, provincia de Los Ríos, sus integrantes se despertaron con una lamentable noticia: la muerte de Juan, el segundo de tres hermanos.

Su hermana Maricela Gurumendi contó a EXPRESO que a las 08:00 de ayer, al despertarse y revisar las redes sociales, vio que un bus se había accidentado en Perú. “Vi que venían hinchas de un equipo de Ecuador y que habían muerto. Al revisar las fotos me di cuenta de que uno de los fallecidos era mi hermano”, relató con tristeza.

“Mi hermano salió de Quevedo días antes, porque era el encargado de alquilar el bus que los llevó hasta la frontera”, mencionó la allegada.

Ecuador's Barcelona p (31196086)

Accidente de bus con hinchas de Barcelona que volvían de partido en Perú

Leer más

Por otra parte, en el hogar de la familia Burgos Ibarra aún no se resignan a creer que Carlos Iván no volverá a casa. El joven, de 21 años, salió a las 12:30 del pasado martes de su casa, en la ciudadela El Dorado, en Durán. “Ya se había despedido en la mañana, pero al mediodía regresó para llevarse la mochila. Allí tenía sus utensilios de aseo y unas prendas. Para nosotros no era nuevo que se ausentara de casa”, indicó Mitzy Burgos, su hermana.

Recordó que en agosto de 2018 Carlos se salvó de morir porque no abordó el bus que se accidentó en el kilómetro 55 de la vía Cuenca-Molleturo-El Empalme, en la provincia de Azuay, siniestro en el que fallecieron 12 personas.

Imagen-bus-barcelona-expreso (1)
El accidente del bus en el que viajaban los hinchas de Barcelona.Miguel Rodríguez

“Mi hermano llegó a casa asustado y nos contó que no alcanzó a subirse en el bus y que tomó el que salió minutos después. Nos dijo: ‘Los cuerpos estaban despedazados, de la que me salvé’”, rememoró la allegada. Su abuelo Gabriel Lucio Morales lamentó que esta vez su nieto no haya corrido con la misma suerte y, como queriendo revivirlo con sus recuerdos, caminó hasta su habitación para observar cada una de las piezas de Barcelona que se conservan en el dormitorio de Carlos.

Otra de las víctimas es Christian Rubén Pino Sarmiento, de 23 años. En su hogar, ubicado en las calles Riobamba y Esmeraldas, centro de Durán, ayer sus familiares no podían contener el dolor ante su deceso.

Sus allegados conocieron de la desgracia por las redes sociales y porque el nombre de Christian aparecía entre los fallecidos. Su tía Ángela Sarmiento comentó que luego de conocer del percance, su hermana, Patricia Sarmiento, viajó hasta el vecino país.

Otro de los fallecidos es Christian Sánchez, de 25 años, cuyos familiares también conocieron de la desgracia por las redes sociales. “Mi hijo amaba a Barcelona. La vez pasada también iba en el bus que se accidentó en Cuenca, pero solo tuvo golpes”, lamentó su padre, Manuel Sánchez.

Los hinchas fallecidos “quedarán en nuestra memoria”

Foto de Sistema Grana (31209514)
Ayuda. Los hinchas heridos fueron atendidos en la localidad peruana de Máncora.Fabricio Cruz

Sentado en una silla de plástico, con raspones en su cara y hematomas en sus brazos, se encontraba Marlon Velásquez, de 21 años, que reunió por una semana 100 dólares para ver jugar al equipo de sus amores: Barcelona.

Era la primera vez que salía del país a alentar a su club. Ya lo había hecho en varios estadios de Ecuador.

“Nos reunimos a la 01:00 afuera del estadio Monumental, el miércoles 12, con la ilusión de ver al equipo de nuestros amores. Salimos en un bus de Guayaquil hasta Huaquillas (El Oro), y de ahí cogimos un bus peruano rumbo a Lima. Todo era normal”, contó el hincha, que viajaba en el automotor que se accidentó cerca de Máncora.

Agregó que los tres buses que salieron del Puerto Principal llegaron a Lima sin problemas. “Regresábamos contentos porque Barcelona pasó de fase, pero al llegar a Máncora sentí que el bus se viró. Vi que nuestros compañeros se quejaban, una amiga estaba diciendo que la ayude, pero después de media hora dejó de gritar y ahora me entero de que falleció. Ellos quedarán en nuestra memoria, son los mejores hinchas”, añadió Velásquez, quien aseguró tener el corazón destrozado.

En el bus accidentado iban aficionados de varias barras del país, como La Lagartera, Vieja Guardia, Vagos de la 9, Sentimiento, Represión, Más Rock y varios aficionados de Babahoyo y Manta.

Michael Jordán Macías, de la barra Sur Oscura de Manta, dio a conocer los momentos que vivió al interior del bus. Él iba dormido, pero cuando el automotor cayó se despertó. Detalló que lo único que hizo fue agarrarse del asiento. Sufrió una herida en la cabeza y cortes en las piernas.

“Esta es la consecuencia de nosotros los hinchas, no somos delincuentes, somos personas que amamos a un equipo, nos exponemos a todo. Ahora estoy vivo, pero con dolor por mis amigos muertos. Nosotros viajamos en buses, no en aviones, eso quiero que lo entienda la dirigencia, que nos apoye”, manifestó apenado.

Víctor Hugo Zárate, jefe de la Policía de la Zona 7 (El Oro, Loja y Zamora Chinchipe), llegó cerca de las 15:00 a Máncora para ayudar a los heridos y realizar los trámites para repatriar, vía aérea, a los fallecidos.

“Estamos en conversaciones permanentes entre Perú y Ecuador, para que los cuerpos lleguen en un avión de la Fuerza Aérea Ecuatoriana, posiblemente a Guayaquil”, indicó.

Se confirmó que en el percance fallecieron David Morales Bautista, Carlos Burgos Ibarra, Christian Pino Sarmiento, Katherine Cedeño Cedeño, Christian Sánchez Peñafiel, Jeison Licoa Arechua, Juan Gurumendi, y hay dos víctimas más sin identificar. FC