Deportes

La versión heroica de Thiem

El nuevo campeón del US Open ganó su primer grande luego de tres intentos fallidos y remontando incluso dos sets de desventaja

Dominic Thiem US Open
El tenista austriaco agarra embelesado su primer trofeo de Grand Slam tras remontar ante Zverev por parciales de 2-6, 4-6, 6-4, 6-3 y 7-6(6).AFP

El reloj marcaba cerca de las 19:21 en Ecuador cuando al austriaco le entraba la risa nerviosa en la silla, por no llorar; reventado, después de 4 horas y 1 minuto de remar, remar y remar para levantar. Ahora sí, su primer gran trofeo de Grand Slam después de haber perdido en las tres finales previas que disputó.

El desenlace del US Open de este año estuvo en consonancia con el transcurso de un torneo enrevesado y anómalo, en el que ocurrió de todo y que se finiquitó, por primera vez en la historia del abierto estadounidense, gracias a la foto-finish del tie-break final. Precioso y cruel desenlace (2-6, 4-6, 6-4, 6-3 y 7-6(6) que encumbró a Thiem en la inmensidad de esa pista prácticamente vacía, mientras Alexander Zverev rumiaba una derrota muy difícil de digerir.

El alemán, que no tuvo medio Grand Slam en la mano, sino tres cuartos, sirvió dos veces para ganar en el quinto set y estuvo después a dos puntos del premio, pero en el instante crítico irrumpió la versión heroica de Thiem, con el que el tenis tenía una deuda pendiente. Medio cojo y al límite físicamente, el austriaco se coronó por la vía de la épica, levantando increíblemente un partido que a ratos tuvo prácticamente perdido.

Con el título, Thiem abre un nuevo capítulo en la historia de este deporte, ya que dio por terminada una racha de 13 torneos ‘Majors’ que regularmente pasaban turnándose Novak Djokovic, Rafael Nadal y Roger Federer, siendo él el primer campeón nacido en la década de 1990.

“Obviamente había una gran presión en el partido”, reconoció Dominic, de 27 años, quien por la efusividad del resultado incluso rompió los protocolos de salud por el coronavirus para abrazar a su amigo Zverev. “Era tanto lo que llegaba a mi cabeza, a mi cuerpo. Cuando logré el punto de partido, cuando él falló el revés, fue un gran alivio”, apostilló.

Hasta el domingo pasado, los registros de Grand Slam demostraban que Thiem había perdido ante Nadal en dos finales de Roland Garros (2018 y 2019) y ante Djokovic en la del Abierto de Australia en febrero de este año. Eso quedó atrás.

El siguiente paso del flamante campeón de Estados Unidos será a fines de septiembre, cuando tenga que jugar el Roland Garros.

“Creo que físicamente en París voy a estar bien, al 100 %. Voy a tener suficiente tiempo para recuperarme”, precisó. “La pregunta del millón es cómo voy a llevar las emociones mentalmente. Nunca he estado en esta situación. He logrado un gran, gran objetivo. No sé cómo me voy a sentir los próximos días”, acotó.

OTRAS REMONTADAS

Nadal 2006

Puesto contra las cuerdas por un Federer excepcionalmente agresivo, Nadal se las ingenió para ganar el Masters 1000 de Roma de 2006 por 6-7, 7-6, 6-4, 2-6 y 7-6. Hasta hoy expertos lo consideran como el mejor ejemplo de la historia del tenis en tierra batida.

Djokovic 2011

En la semifinal del US Open de 2011, con dos bolas de partido en contra, 40-15 y saque para Federer, Djokovic levantó el 5-3 y 40-15 en el quinto set para llevarse el partido por parciales de 6-7 (6), 4-6, 6-3, 6-2 y 7-5, ante un Federer atónito.

Federer 2016

En Wimbledon 2016, Federer salvó hasta tres puntos de partido en su choque de cuartos de final ante Marin Cilic. Tras ceder los dos primeros sets, Federer ganó 6-7(4) 4-6 6-3 7-6(9) y 6-3.

EL DETALLE

Djokovic iguala a Sampras

Si bien Thiem se mantuvo inamovible en el puesto 3 del escalafón mundial tras el título del US Open, este lunes 14 de septiembre la principal novedad en la actualización semanal del ranking fue que Novak Djokovic suma ya su semana #286 como líder de la clasificación, empatando oficialmente a Pete Sampras con la segunda mejor marca de semanas como #1 en la historia del ranking. El récord lo ostenta el suizo Roger Federer con 310 semanas (237 consecutivas). Sin importar cómo le vaya a Nole esta semana en Roma, el serbio superará sí o sí a Sampras.