Deportes

La universidad no es el 'cementerio'

Cinco deportistas desafiaron el estudio y la actividad que aman. Representan a su institución y en otros casos al país.

Foto de Sistema Grana (31332944)
Perseverancia. Iliana Bowen (d), es una de las becadas de la Espol. También goza de este beneficio la microtenista Eunice Gálvez, además de María José Zúñiga y Víctor Ludeña, por voleibol.Gerardo Menoscal

No hay peor batalla que la que no se libra, y ellos son la muestra de que querer es poder. David Hurtado, en marcha; Mathías González, en béisbol; Andy Cedeño, en atletismo; Luis Ulloa, en tenis e Ileana Bowen, en fútbol, son deportistas y estudiantes a la vez. Todos, pese a las largas horas de entrenamiento, carencias y estudios, representan el sacrificio y la lucha en la que muchos deportistas se encuentran al final de la etapa colegial y que encontraron en becas o ayudas económicas la manera de seguir haciendo lo que les gusta.

Las cinco historias -en algunos casos con el título universitario bajo el brazo- dan las pautas de lo que deben o debieron enfrentar en el camino. En algunos casos representan a sus universidades, en otros al país. Los une la superación intelectual y deportiva.

Futbolista, madre y estudiante

Integrante del equipo de Deportivo Cuenca, que el año anterior se coronó campeón de la Súper Liga Femenina, Iliana Bowen ha dado muestras de superación.

La futbolista, de 25 años de edad, goza de una beca en la Escuela Politécnica del Litoral (Espol), compartiendo su tiempo como madre, deportista y estudiante.

“Cuando salí del colegio esperé un año y me preparé para el prepolitécnico. Al principio se me hizo difícil, pero obtuve la nota que necesitaba para iniciar mi carrera de Ingeniería en Auditoría. Siempre me gustó la contabilidad y esta carrera es la ideal”, explica.

Madre de un niño de un año y cinco meses, Iliana se vio en la necesidad de rechazar una propuesta que tuvo a inicios de año para jugar en ElNacional. “La profesora Wendy (Villón) me llamó, pero este año me incorporo. Podría vincularme a un equipo de Guayaquil, eso me ayudaría mucho”.

David Hurtado

De las pistas al Ministerio del Deporte

DAVID HURTADO (31301782)
David Hurtado, marchista ecuatoriano. Agencia (ag-extra ag-expreso ag-quito)HENRY LAPO

El marchista ecuatoriano cursa el quinto semestre de la carrera de Gestión y Marketing Deportivo en la Universidad de Las Américas (UDLA), en Quito. Tiene una beca del 100 % al mérito deportivo, pero ha logrado mantenerla con el puntaje de 8/10 que la institución educativa exige a sus estudiantes.

David Hurtado está clasificado a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Logró conseguir su cupo por el ranking mundial (el atleta de 20 años el vigésimo en el mundo) y tiene un acuerdo de flexibilidad con la universidad, es decir, se le justifican las inasistencias dependiendo de los entrenamientos y participaciones deportivas. Además, la UDLA auspicia al marchista, le otorga uniforme e indumentaria.

El sueño de Hurtado con su profesión es convertirse algún día en Ministro del Deporte.

Mathías González

Una apuesta en el extranjero

Lo intentó una y otra vez. Se sometió a scoutings de gran esfuerzo físico donde no solo tenía que lanzar una pelota, sino correr, batear y moverse bien en el diamante, pero la conclusión, en su caso, fue una sola: en Ecuador no hay espacio para acceder a una beca en béisbol.

“Las ofertas en mi deporte pesan más en el extranjero”, dice ilusionado el joven, quien recientemente culminó sus estudios secundarios. Mathías postuló ya en Estados Unidos, específicamente en California, Arizona, Florida, entre otros. Su objetivo es estudiar Health Science. “El nexo es Daniel Duran (beisbolista), quien ya tuvo la experiencia y tiene los contactos mediante una aplicación en la cual se comunica con los diferentes coachs de las universidades. Otra opción es acceder por medio de Student Reach, organismo internacional especializado en el tema”, acotó. “Lo importante es estudiar y seguir haciendo lo que amas”.

Real Madrid's Brazili (31332609)

Vinicius y Mariano devuelven el liderato al Real Madrid

Leer más

Luis Ulloa

Con el tenis alcanzó su meta

Luis
Luis Ulloa fue becado en Estados Unidos y se graduó.Juan Faustos

Cuando Luis Ulloa tenía 14 años, soñaba con ser el nuevo Roger Federer. Hoy, ya con 27, sus prioridades en la vida han cambiado, pero no deja de agradecerle al tenis todo lo que ha logrado.

Cuando salió del colegio se tomó un año sabático en los estudios, para mejorar su posición en el ranking nacional de tenis. Gracias a ello obtuvo una beca de cuatro años en la Chicago State University.

“Busqué opciones en las universidades ecuatorianas, pero ninguna me daba lo que yo quería. Gracias a una cuenta que sigo en Facebook encontré esta opción que me daba hasta un 80 % de beca deportiva”, explica.

La recomendación de su exentrenador, Miguel Olvera, fue de mucha utilidad. Al tiempo de practicar un deporte caro, obtuvo el título de bachelor of science business and administration (licenciado en Administración de Empresas). Hoy es analista de información financiera en Toni. 

Andy Cedeño

Sueños sobre el asfalto

Atle
Andy Cedeño, atleta cuencano becado.Jaime Marín

Desde que tiene uso de razón Andy Cedeño corre. Lo hacía en la escuela y posteriormente en el colegio, donde fue descubierto y llegó a ser seleccionado de la provincia del Azuay en Juegos Nacionales. Ante las voces de que en la universidad moriría su etapa deportiva, decidió buscar alternativas y las encontró. El hoy semifondista de 22 años cuenta que inicialmente constó en la lista para recibir una beca en la Universidad del Azuay (UDA), con la rebaja del 50 % del costo total. Sin embargo, a la par, consiguió el puntaje para seguir la carrera en Ingeniería en Marketing en la Universidad Estatal de Cuenca, donde actualmente cursa el tercer ciclo de la carrera.

“El esfuerzo vale la pena, solo hay que buscar los recursos para mantenerse en el sueño de uno que es el deporte”, dice repleto de optimismo.