Turquía, nuevo nicho del fútbol tricolor

  Deportes

Turquía, nuevo nicho del fútbol tricolor

Arturo Mina, Stiven Plaza y Enner Valencia incursionan en un mercado muy atractivo, que podría convertirse en la catapulta a otras ligas europeas

arturo-mina
El defensa Arturo Mina fue el último en integrarse al balompié turco.Internet

Poco a poco se abre un nuevo mercado para el fútbol ecuatoriano. En una atípica temporada 2020, Turquía se está convirtiendo en la puerta de ingreso a Europa para los tricolores.

Orense-LigadeQuito-LigaPro

Liga de Quito gana en su visita al Orense y aumenta ventaja en el liderato

Leer más

Enner Valencia es el tercer compatriota que se suma a la liga turca, gracias a su contrato por tres temporadas con el Fenerbahce

El extremo de la selección no venía sumando minutos en el Tigres de México, por lo que no dudó en aceptar la propuesta del Fenerbahce, su tercer club en Europa, luego de militar en el West Ham United y Everton de Inglaterra

Stiven Plaza (Trabzonspor) y Arturo Mina (Erzurumspor) habían llegado antes al país que limita con el mar Mediterráneo y el mar Negro. 

Los exfutbolistas Ermen Benítez y Ángel Fernández analizaron para EXPRESO las causas que allanaron el camino de esta nueva migración. 

“No es fácil entrar al mercado europeo. Se nota que los empresarios están moviendo las piezas para darle más oportunidades a los ecuatorianos. Esperemos que aprovechen las oportunidades y eso le abra el camino a más compatriotas”, dijo la Pantera Benítez. 

“Es positivo y todos salen ganando. Turquía es un país que está exportando muchos futbolistas jóvenes a otras partes de Europa y eso abre el camino para que deportistas de otros lugares del mundo puedan ir hacia allá a ocupar esas vacantes. Me alegra que en ese grupo estén los nuestros, porque es una gran oportunidad para seguir creciendo profesionalmente”, acotó el Cuchillo Fernández. 

SU VIVENCIA

En 1986, Benítez fue transferido al Jerez de La Frontera (España) y sabe lo complicado que resulta ese cambio de vida. “La adaptación es fundamental. Estamos hablando de ir al otro lado del mundo, a vivir una realidad diferente, con otras costumbres, un idioma diferente, gastronomía, en fin, tantas cosas deben ser superadas cuando se tiene la firme idea de mejorar. Afortunadamente, contrario a lo que se daba en mis tiempos, ahora resulta muy común jugar en el extranjero. Enner Valencia, Arturo Mina y Stiven Plaza ya tienen experiencia en Europa”. 

Fernández está de acuerdo con esa opinión. “El futbolista ecuatoriano ha evolucionado y, salvo contadas excepciones, entiende que el sacrificio vale la pena, no solo por ir a conseguir metas personales, también está en juego el futuro de la familia, porque esta es una carrera corta y cuando se presentan oportunidades no se las debe dejar escapar”. 

Hay un ganador adicional en este nuevo fenómeno migratorio, la selección ecuatoriana. “Estamos a puertas del inicio de las eliminatorias mundialistas, ya se designó al entrenador de la Tricolor y todos quieren estar en vitrina para que los puedan ver. Jugar en Europa es un plus, especialmente para quienes desean estar en constante crecimiento, porque en la vida algunas veces es fácil llegar, pero resulta complicado mantenerse. Definitivamente con esto salimos ganando todos”, concluyó Fernández.