Tokio 2020: Planean eliminar la ceremonia de clausura para ahorrar gastos

  Deportes

Tokio 2020: Planean eliminar la ceremonia de clausura para ahorrar gastos

El comité organizador de lid, que ya fue aplazada a 2021, adoptará cambios en los Olímpicos y en los Paralímpicos.

1576422408_214090_1576422624_noticia_normal
El nuevo estadio Olímpico de Tokio para los Juegos iba a albergar tanto las ceremonias de apertura como la de clausura de los Olímpicos y de los Paralímpicos.Archivo

El presidente del comité organizador de Tokio 2020, Yoshiro Mori, anunció ayer propuso que la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos y la de apertura de los Paralímpicos queden eliminadas para reducir gastos del presupuesto general de la justa.

Mori, en conversación con el diario deportivo japonés "Nikkan Sports", señaló también que no cabe otro aplazamiento de los Juegos más allá del 2021 y, en caso de que no se celebren ese año, no habría otra solución más que cancelarlos, como ya ocurrió en el pasado durante las dos guerras mundiales.

La propuesta de Mori es celebrar una ceremonia de apertura general al principio de los Olímpicos, programados para empezar el 23 de julio de 2021, y otra ceremonia de clausura, también general, al final de los Paralímpicos, que acabarán el 5 de septiembre de ese año.

El veterano organizador admitió que no es un cambio fácil, ya que todavía tienen que saber si los comités olímpicos y paralímpicos internacionales están de acuerdo o qué harían con las entradas ya vendidas de las ceremonias que se eliminarían, entre otros problemas.

"Espero que todos los implicados se den cuenta de que el retraso hasta 2021 es el primero en la historia de las Olimpiadas", recordó Mori, quien aseguró no saber cuál será el coste económico adicional provocado por este aplazamiento.

Al igual que otras voces olímpicas, Mori rechazó la posibilidad de un nuevo retraso de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos hasta 2022 si la pandemia de COVID-19 dificulta la celebración de las competiciones en verano de 2021.

"Si es así, serán cancelados, por eso esta vez se trata de jugar con la suerte", respondió el presidente del comité organizador, que definió el evento como "unas Olimpiadas dramáticas" por la lucha global contra la enfermedad.