"La Superliga debía convertirse en un agujero negro"

  Deportes

"La Superliga debía convertirse en un agujero negro"

Benito Pérez González, catedrático e investigador especializado en finanzas deportivas, explica algunos detalles sobre la situación de la Superliga

BENITO-PÉREZ-GONZÁLEZ-SUPERLIGA
Benito Pérez González cree que los recursos para la Superliga necesariamente debían tocar los fondos de las ligas localesCORTESÍA

Benito Pérez González es profesor e investigador de la Universidad Internacional de la Rioja. Además es miembro fundador de la Sociedad Española de Economistas del Deporte y vicepresidente del Círculo de Gestores Deportivos de Madrid y de la ONG Deporte para la Educación y la Salud, además de ser profesor en el Máster de Periodismo Deportivo de Marca. Él conversó con EXPRESO sobre el problema que se originó con la, hasta ahora, fallida Superliga de Europa.

RENATO-PAIVA-INDEPENDIENTE-PRESENTACIÓN

Renato Paiva: Yo no he intentado censurar a la prensa

Leer más

¿Por qué empezó a caerse la Superliga de Europa?

Algo pasó en esas 48 horas, desde la presentación hasta la postergación, porque no es suficiente la amenaza de la UEFA o la manifestación de disconformidad de los aficionados. Además, las explicaciones de los que se fueron tampoco estuvieron muy claras. Necesariamente hay algo más.

¿Pero qué pudo ser?

No tenemos todas las respuestas, pero analicemos: el anuncio de la Superliga fue precipitado y sus bases poco claras. Florentino Pérez (presidente de la Superliga) explicó algo en un programa de televisión, que si bien es de mucha audiencia, no era la forma para un torneo de tal magnitud. Además, tenía el respaldo de una gran financiera. JP Morgan es un banco importante. A lo mejor se precipitaron en presentarla porque les ganó la desesperación por la situación financiera y querían cubrir el corto plazo. Hay que recordar que los ingresos bajaron por la pandemia, pero los costos se han mantenido.

¿Cómo queda el panorama de estos clubes en Europa?

Este paso marca un antes y después. Se abrió una herida. Lo positivo es que quedó claro que hay que negociar. Esto, en realidad, es un problema de la relación entre gastos y costos. Hay una galopante inflación que se está manifestando en los últimos años. Además, la manera en que la UEFA cerró esta crisis deja mucha preocupación al flexibilizar el Fair Play financiero, cuando eso precisamente es uno de los orígenes del problema.

Pero la Superliga se basaba en los límites salariales.

Había una cláusula de Fair Play financiero del 55 %. Pero una cosa es que esté en el papel y otra muy distinta que se aplique. El Manchester City estaba entre los clubes fundadores y ahí existen razonables sospechas de que hizo uso de financiamiento ajeno al fútbol. La clave está en que la UEFA o la Superliga ejerzan un verdadero control financiero. Probablemente en un mercado cerrado se pueda hacerlo, como en la NBA. Mientras no se solucione el financiamiento, el fútbol estará en una situación preocupante, sea en la UEFA o la Superliga.

Según Florentino Pérez, la Superliga es solidaria porque si los grandes clubes se desarrollan, los pequeños también lo harán. Pero la impresión es que los grandes acapararían todo.

Estoy de acuerdo. Este era otro de los fallos porque para conseguir el dinero para el financiamiento tenían que acaparar recursos de otros lados. Es cierto que JP Morgan ponía dinero, pero con la esperanza de recuperarlo. Esto tenía que ser un negocio sostenible en el medio y largo plazo. Conversando con algunas operadoras, los números no salían. Esto quiere decir que solo podían salir si la Superliga se convertía en un agujero negro que absorbía los ingresos de televisión de la Premier, Laliga, Serie A y conseguía aglutinarlos en torno a ese nuevo producto. Debilitar los campeonatos nacionales no es la solución. El fútbol debe estar muy bien estructurado. Que haya 20 clubes muy grandes y una distancia sideral con los siguientes no sería bueno.

¿Esta Superliga también afectaría a Sudamérica?

Sí. En realidad afectaba al fútbol mundial. Estamos hablando de los clubes con principales ingresos en el mundo. Se iba a distorsionar todo el mercado por su lado. Además, clubes de tamaño medio no iban a poder fichar al quedarse sin ese rubro de televisión como lo tienen ahora. Cambiaría el mercado.

Florentino Pérez también dijo que tenía estudios que demostraban que hay menos jóvenes consumiendo fútbol. ¿Cómo se puede solucionar esto?

Es cierto que los jóvenes tienen una forma diferente de consumir el fútbol. Los clubes deben estar muy atentos a sus seguidores en redes sociales y buscar ingresos por esa vía. Real Madrid es el líder mundial en redes sociales, con 240 millones de seguidores. Imagine conseguir un euro de cada uno y ya está la ficha de Mbappé (risas). Es una idea un poco peregrina, pero es por ahí. Es importante saber quiénes son tus seguidores, cómo atraerlos con productos de otro tipo que vayan más allá de los 90 minutos.

Fajardo-liga-de-quito

Liga de Quito y Macará llegan con la misma urgencia

Leer más