Deportes

Un Alberto Spencer frontal y directo, el recuerdo de El Gráfico de 1966

El medio argentino está recordando sus entrevistas del ayer. Recién mostró una al goleador ecuatoriano en una nota imperdible para todos.

Spencer1
Alberto Spencer es el máximo goleador en la historia de la Libertadores. El medio argentino desnuda su visión en  el pasado y términos que ahora serían mal recibidos.Archivo

El Gráfico, medio argentino, está recordando sus viejas entrevistas a las glorias del ayer. Una de ellas fue al máximo referente del fútbol ecuatoriano en la historia: Alberto Spencer. El entrevistador fue Osvaldo Ardizzone.

El reportaje, explica el medio, se realizó entre las dos finales de la Copa Intercontinental de 1966 entre Peñarol y Real Madrid. "El equipo de Uruguay ya había ganado el primer partido en el Centenario, con dos goles de Spencer. En la revancha en el Bernabeu, los Manyas ganarían con idéntico score, con un gol del ecuatoriano y otro de Pedro Rocha de penal, consagrándose Campeón Intercontinental por segunda vez en su historia".

En ese documento se puede apreciar que Spencer soportaba cierta presión extra y algunas críticas. Pero, el tricolor respondió a todo sin tapujos y sin perder la calma.

A1-6129159 (16129159)

Ángel Mena pidió volver a Emelec

Leer más

"Dicen por allí que soy torpe, que no sé manejar bien la pelota, pero a mí me gustan los punteros que la levantan... ¿Cómo lo dicen? ¿A la olla? Pues a mí me gusta eso... Será porque soy alto y les gano a todos saltando".

Una de las preguntas que más llamó la atención fue sobre una supuesta falta de temperamento de Spencer en la cancha.

"Mire..., yo sabía que usted iba a preguntarme eso... Pero no me molesta, créalo... ¡No!... Si ya lo oí decir muchas veces... Mire..., hace poco los dirigentes me llamaron porque Peñarol andaba mal... "¿Qué pasa, Spencer? —me dijeron—. Pues, ¿qué va a pasar?" les respondí yo—. "Que andamos todos mal... ¿Por qué me preguntan a mí solo?" Yo le voy a hacer a usted una pregunta... ¿Usted cree que un hombre que tiene dos operaciones en los meniscos, que tiene algunas puntadas en la cabeza, un jugador que como yo tiene que entrar siempre allí, que fue goleador en el 61, en el 62, puede tener miedo a poner la pierna? Es que yo no voy a salvar. al equipo cuando todos andamos mal... Por eso ayer, después del partido con el Real, quise hablar yo con los dirigentes... "¿Y ahora qué me dicen?" —les pregunté—. No lo gané yo el partido. Todos anduvimos bien..."

En la entrevista, el ídolo ecuatoriano habla de sus inicios en el fútbol, del camino que recorrió para llegar a Uruguay y también la forma de manejarse de los equipos antes. Igual, cierra con eligiendo a Pelé como el mejor del mundo.