Deportes

Quiñónez, resiliente

El velocista tricolor venía “embalado” pero la pandemia lo hizo frenar a raya. Dice que “todo pasa por algo”. Retoma el nivel, le apuesta a Tokio

Álex Quiñónez atletismo Ecuador
Preparación. Álex trabajó hace pocas semanas en la renovada pista Víctor Emilio Estrada de Guayaquil.Cortesía

Decir que todo después de la emergencia por la pandemia estuvo bien no va con Álex Quiñónez. El hombre más veloz del Ecuador es realista. Los tres meses de confinamiento por el coronavirus fueron “duros” para él, sobre todo luego del exitoso 2019 que vivió (oro en Juegos Panamericanos, bronce en el Mundial de Atletismo y 2° en la Liga de Diamante), algo que daba pautas para imaginar un 2020 de ensueño. Pero hasta ahí, solo un sueño.

Quiñónez asegura que si los Juegos Olímpicos de Tokio no se hubieran cancelado, en estas fechas ya estuviera “de vacaciones, disfrutando de la familia y quien sabe, celebrando un triunfo o preparándose para el año que viene... Pero Dios sabe por qué hace las cosas…”. No ha competido aún. Para marzo de 2021 está fijado el regreso a pruebas oficiales, si la pandemia así lo permite.

El actual # 4 del mundo en la distancia, quien por su mejor marca de 19.87 ya está clasificado a los Olímpicos, se agarra de la adversidad para crecer (resiliente). En agosto retomó las prácticas y junto a sus compañeras de selección pudieron entrenar en el Centro de Rio Maior, Portugal. “Comenzamos otra vez desde cero”, confesó. Allí estuvieron concentrados por seis semanas, trabajo que le permitió retomar el ritmo de cierta manera. El último ciclo de trabajo coincidentemente lo hizo en Guayaquil en la renovada pista atlética Víctor Emilio Estrada de la Federación Deportiva del Guayas.

“Este año no he competido, solo quiero entrenarme para, si Dios permite, comenzar a competir por marzo (2021) en Estados Unidos, y hacer la preparación bien para llegar a Juegos Olímpicos”, manifestó.

Álex Quiñónez atletismo Ecuador
Físico y velocidad es en lo que Álex Quiñónez se concentra previo a su vuelta a las competencias previstas para marzo de 2021, en Estados Unidos.Cortesía

Quiñónez no se apura, según el ranking mundial de World Athletics es 4° en el mundo y esos registros se mantendrán cerrados hasta diciembre, por lo que fija el objetivo en su segunda participación Olímpica donde incluso aspira podio por los antecedentes del año pasado.

En Londres 2012 Álex tuvo su primera experiencia en unos Juegos, cuando fue el único sudamericano en la final y quedó séptimo. Hoy, a sus 31 años, ya cuenta con la experiencia de haber participado en la Diamond League (2018-2019), donde corren durante todo el año solo los mejores del globo. “He competido mucho tiempo con ellos (rivales). Son rivales muy duros, cualquiera te puede sorprender en un momento, tienes que prepararte y salir a dar tu carrera; no concentrarte en nadie, sino salir a hacer lo tuyo…”, es lo que ha aprendido.

El velocista quiere cerrar un Ciclo Olímpico brillante en el que se ha colgado oro en los Bolivarianos Santa Marta 2017, los Suramericanos Cochabamba 2018 y los Panamericanos Lima 2019, por lo que solo le falta la medalla olímpica para completar la colección. “Vamos a hacer lo mejor; voy a dar todo de mí para ver qué podemos lograr en estos JJ. OO., si Dios permite y nos da fuerzas y la voluntad de estar ahí, llegar a la final y conseguir algo bello para mi país”, apostilló.