Emelec: Eduardo Pineda, agradecido con Ismael Rescalvo

  Deportes

Emelec: Eduardo Pineda, agradecido con Ismael Rescalvo

Eduardo Pineda es una de las jóvenes promesas de Emelec. El volante azul espera no desaprovechar la oportunidad que le ha dado el DT español.

Pineda
El volante de Emelec, Eduardo Pineda, fue incluido este año en el equipo principal de los azules.Miguel Canales Leon

Convertirse en un referente de Emelec, alcanzar un título nacional y dar el salto al exterior son tres de los objetivos que por ahora se ha trazado el volante ecuatoriano Eduardo Pineda.

Felipe-caicedo-lazio-sorpresa

Felipe Caicedo, entre el regreso a la cancha y un regalo inesperado para su esposa

Leer más

El joven jugador, de 20 años, quien esta temporada fue ascendido al equipo de primera, aseguró que en el elenco azul espera aprovechar la oportunidad que el estratega español Ismael Rescalvo le ha dado.

“Me siento contento de estar considerado en el equipo principal. Es un sueño que he podido alcanzar. Creo que he dado un paso importante en mi carrera y ahora me toca luchar para hacerme mi espacio y ganarme el cariño del hincha”, sostuvo Pineda.

Edú, como le dicen sus compañeros, aseguró que en el conjunto eléctrico puede emular lo que en su momento alcanzaron jugadores jóvenes como Jaime Iván Kaviedes, Christian Noboa, Fernando Gaibor, entre otros.

Emelec es un equipo que le da la oportunidad a sus jugadores que se han formado en la cantera. Ver lo lejos que llegaron Kaviedes, Noboa, Gaibor y muchos otros más me da la confianza de que también puedo llegar lejos”.

Su llamado

Pineda recordó la forma en que recibió el llamado para integrar el equipo de primera. “Esta se dio a finales del año pasado. El ‘profe’ Rescalvo me había visto en varios partidos de la reserva y un día, luego de un entrenamiento, me dijo que en la tarde tenía que ir a Samanes, para trabajar con el equipo principal”.

El volante eléctrico aseguró que cuando el DT español le notificó que integraría el equipo que viajaría a España (enero de este año), para realizar la pretemporada, saltó de la emoción.

“Pese a que venía trabajando con el equipo principal, no había nada seguro, pero cuando me llamaron para decirme que iba a España, lo primero que hice fue agradecerle a Dios y en ese momento me abracé con mis padres, que se encontraban conmigo”.

El jugador aseguró que haber estado en dicha pretemporada le sirvió para fortalecer la amistad con varios jugadores azules. “Aunque conocía a casi todos, el grupo me dio un buen recibimiento. Los muchachos me dijeron que diera todo y que no me preocupara de nada. Lo único malo fue el bautizo, ya que me ‘pelaron’ (cortaron el cabello) feo. Entre la Tuka Ordóñez y Óscar Bagüí me hicieron la maldad (risas)”, finalizó.