La paralización por el coronavirus afecta a los velocistas tricolores

  Deportes

La paralización por el coronavirus afecta a los velocistas tricolores

Los atletas entrenan en casa bajo la supervisión de Nelson Gutiérrez, quien les pidió tomar esta experiencia como un paso más hacia su sueño olímpico

Álex Quiñónez - velocista
El entrenador Nelson Gutiérrez (d) envía rutinas a sus dirigidos, entre ellos el velocista Álex Quiñónez (i).KARINA DEFAS / EXPRESO

Cuando estaban listos para viajar a Estados Unidos al campamento de preparación que han realizado durante los últimos años, el equipo de velocidad tuvo que cambiar sus planes. La pandemia del coronavirus hizo que se cancele el desplazamiento, ya que el centro de alto rendimiento donde iban a practicar cerró sus puertas.

Álex Quiñónez, Ángela Tenorio, Anahí Suárez y el entrenador Nelson Gutiérrez se quedaron en el país y realizan trabajos en casa para evitar perder lo menos posible la forma física obtenida en los meses anteriores de pretemporada.

Sharon van Rouwendaal - entrenamiento 01

Creatividad para entrenarse durante el aislamiento por coronavirus

Leer más

Los tricolores tenían previsto en Estados Unidos iniciar su ciclo de competencias que les servirían en el caso de Quiñónez como preparación, y de Tenorio y Suárez para buscar su clasificación a los Juegos Olímpicos de Tokio.

“Hay que ver el período que estaremos en aislamiento. De acuerdo a esto afectará a la preparación de los atletas que se encuentran realizando trabajos de fortalecimiento y ejercicio funcional en su casa, que es bueno, pero llega un momento que necesitan un espacio más grande, estar en la pista. Después de tres semanas de para hay cambios fisiológicos y eso afecta a los deportistas de alto rendimiento”, analizó el técnico Gutiérrez, quien mediante videoconferencias y mensajes supervisa las actividades diarias de sus dirigidos.

Suárez contó que las rutinas las desarrollan de lunes a sábado y que se enfocan en trotar en el patio de la casa, efectuar abdominales o saltar la cuerda, y que para tener nuevas ideas para las series de ejercicios comparte videos con Tenorio y así también se motivan mutuamente en este tiempo de aislamiento obligatorio.

También refuerza la parte mental de los atletas para que no se desanimen al no poder competir como lo tenían programado. Además, tienen claro que por ser jóvenes y deportistas no están inmunes al coronavirus, y ahora pueden estar un momento con su familia que era otra de sus preocupaciones por la pandemia.

“Les hice una carta a los chicos indicando que este no era el final del camino, era una experiencia más para aprender en este paso a paso al sueño olímpico”, contó Gutiérrez.

Resaltó que fue un acierto la postergación de los Juegos Olímpicos para el siguiente año, ya que más del 50 % de los cupos para atletismo no se habían entregado todavía.

“Toda la planificación cambia con la suspensión del circuito universitario norteamericano, la Liga de Diamante y los mítines europeos, pero sigue intacto el objetivo de conseguir una medalla olímpica para Ecuador”, enfatizó.

Destacó que Quiñónez y Tenorio se encuentran entre los mejores a nivel mundial en los 200 metros planos, al igual que Suárez en la categoría formativa y que demostró su potencial con la presea olímpica juvenil.

Anahí Suárez - velocista
Anahí Suárez se encuentra en la casa del fisioterapista Caridad Martínez, quien guía sus series de entrenamiento.CORTESÍA

Una vez que termine la pandemia, Gutiérrez reprogramará las actividades de los tricolores que por lo menos aplazarán entre tres y cuatro meses el inicio de la parte competitiva con la mira en Tokio 2021.