Deportes

Entre la pandemia y los malos resultados

Continúa el desfile de entrenadores en la LigaPro. Sus salidas han ido más allá de la conversación futbolística

Carlos-Ischia-Entrenador-Delfín
El argentino Carlos Ischia fue el último técnico cortado en LigaPro. Los resultados no le acompañaron en DelfínArchivo

Carlos Ischia se fue del campeón nacional, el Delfín. El entrenador argentino fue separado por dos motivos: los malos resultados y la situación del camerino.

Y con él, ya van seis entrenadores en 11 fechas jugadas de la LigaPro. Es decir, en promedio cada dos jornadas vuela una cabeza. Lo curioso es que Ischia era el segundo técnico del plantel manabita. El primero fue el español Miguel Ángel López, quien no llegó a los dos meses en funciones.

cristiano-Ronaldo-mascarilla-portugal

Cristiano Ronaldo, advertido por no llevar mascarilla en la grada

Leer más

Para el presidente del Delfín, José Delgado, el equipo “ha sido ganador en los últimos años” y en esta oportunidad “pasa por una crisis”. Incluso admitió que se equivocó con Carlos Ischia.

Al técnico se le fue el camerino. Óscar Benítez publicó en sus redes sociales que en Delfín “solo juegan los amigos de... y así les va”. Luego, en los comentarios alguien llamó “oxidado” a Ischia y su esposa salió al frente para defenderlo y poner sobre la mesa los títulos conseguidos en otros clubes.

No hubo más discusiones, ese fue el final de la aventura del argentino en Delfín. Ahora asumirá su compatriota Miguel Ángel Zahzú.

A veces en la vida nos equivocamos, pero (los directivos) estamos para generar los cambios para el bienestar del club.

presidente de Delfín

El ecuatoriano Humberto Pizarro es el otro entrenador que salió por malos resultados. Llegó a siete partidos sin ganar con Orense y por mutuo acuerdo fue separado del equipo. Ahora el turno es del argentino Patricio Lara.

En los demás casos, lo futbolístico fue un tema secundario. Por ejemplo, el colombiano Eduardo Lara salió de El Nacional por discrepancias con la presidenta Lucía Vallecilla. Todo inició con la paralización del campeonato. Lara se fue a Colombia y la directiva militar empezó con las reducciones de los sueldos debido a la crisis económica.

Lara estuvo dispuesto a negociar, pero advirtió que no volvería al país si no se arreglaba con todo el equipo y se pagaba lo pendiente. El Nacional, entonces, emitió un comunicado agradeciendo los servicios de Lara. Ahora, las partes están en una disputa legal por los valores a cancelarse.

El abogado de Lara, Ramiro Salazar, dice que son 10 meses de deuda (3,5 meses de trabajo y 6,5 del despido intempestivo). Por su parte, Vallecilla solo reconoce los 3,5 meses desde la paralización del campeonato.

Las decisiones se toman pensando en el bienestar de la institución, aunque siempre es mejor llegar a acuerdos con los trabajadores.

Lucía Vallecilla, presidenta de El Nacional

Darío Franco, de Olmedo, también se fue a su país, Argentina, cuando dejó de jugarse la LigaPro. Pese a que era esperado por la directiva del equipo riobambeño, nunca más volvió, debido a asuntos personales, según argumentó. En realidad, no quería exponerse al virus y tampoco quería separarse de su familia. Asumió el ecuatoriano Geovanny Cumbicus.

Máximo Villafañe también se fue de Aucas por motivos personales. En su caso fue más extraño porque él no tenía problemas con la directiva, a pesar de que el equipo estaba en el último lugar de la tabla, y tampoco se fue del país por la emergencia sanitaria. Nunca quiso explicar las razones.

Kylian-Mbappé-delantero-Francia

Kylian Mbappé le dio la victoria a Francia sobre Suecia

Leer más