Deportes

Opelka de la sorpresa y elimina a Medvédev de San Petersburgo

El primer favorito fue eliminado en octavos de final del torneo ruso por el segundo tenista más alto en la historia de la ATP

Daniil Medvedev Cincinnati
El tenista ruso no pudo ante la potencia de Opelka y terminó cediendo el partido por 2-6, 7-5 y 6-4.Archivo

El estadounidense Reilly Opelka dio este jueves la gran sorpresa de la jornada al eliminar (2-6, 7-5 y 6-4) al ruso Daniil Medvédev, favorito número uno, en los octavos de final del Abierto de tenis de San Petersburgo, pese a que el resto de favoritos cumplió con los pronósticos.

Medvédev salió fuerte, dominando con claridad el primer set, pero se ofuscó a partir de ahí ante un rival con un poderoso saque (once saques directos).

La corpulencia de Opelka, que mide 2,11 metros, fue un obstáculo insalvable para el ruso, que ya había estado a punto de caer en la primera ronda.

Opelka, de 23 años, se llevó el segundo set y en la manga decisiva se mostró mucho más seguro que su rival.

Junto a Ivo Karlovic, el estadounidense, número 36 del mundo, es el tenista más alto en la historia de la ATP.

Después de caer en la primera ronda de Roland Garros, Medvédev volvió a decepcionar en una temporada en la que fue semifinalista en el Abierto de EEUU, donde alcanzó la final en 2019, el mejor resultado de su carrera.

No falló, en cambio, el segundo favorito, el canadiense Denis Shapovalov, que derrotó con facilidad en los octavos de final al bielorruso Iliá Ivashka (6-1 y 6-4), ni tampoco el número tres, el ruso Andréi Rubliov, que batió al francés Ugo Humbert (6-4, 4-6 y 7-5).

El número cuatro, el también ruso Karen Khachánov, sufrió de lo lindo, pero logró superar en tres sets a su compatriota, Aslán Karátsev (4-6, 7-5 y 6-3).

Además, el croata Borna Coric también se metió en los cuartos de final al batir al ruso Román Safiullin (6-3 y 7-5) y, en el último partido de la jornada, el canadiense Milos Raonic se deshizo por su parte del kazajo Alexandr Búblik (6-3 y 6-2).

El Abierto de San Petersburgo, que se disputa desde 1995, este año ascendió a la categoría ATP 500 y reparte más de 1,2 millones de dólares en premios.