Nicolás García, la estrella del árbol será el título mundial de patinaje

  Deportes

Nicolás García, la estrella del árbol será el título mundial de patinaje

El campeón ecuatoriano de patinaje ya piensa en revalidar la corona 2022. Lo que empezó como un juego, hoy es su vida

Nicolás García campeón Mundial de patinaje
Nicolás junto a su madre Tanya Pazmiño, al pie del árbol de Navidad.Jaime Marín \ Expreso

Nicolás García, a sus cuatros años de edad, aprendió a patinar mientras jugaba con unos de plástico; trece años más tarde ya cuelga sobre su pecho la medalla de campeón Mundial juvenil de Patinaje de Carreras, en la distancia de 10 kilómetros, título obtenido hace pocos días en Ibagué, Colombia.

El 7 de noviembre pasará a la posteridad no solo para él y Cuenca -de donde es oriundo-, sino para todo un país, y principalmente a su familia que acompaña al deportista de 17 años. Y es que lo que empezó siendo un juego, ahora es de verdad, y con patines profesionales, aduce el propio Nico, tras repasar la consecución más importante de su vida, pues asegura que no solo aprendió a competir, sino a disfrutar del ‘vuelo’ en patines, “donde soy como un pájaro en libertad”, recalca.

Risueño, de 1,78 de estatura, García recuerda que a sus ocho años, sus rodillas y codos fueron marcados con raspones y rasmillones dolorosos, reseña, precisando que el hecho aflora en su mente, por haber sido durante una caída en su primera competencia oficial. “Iba en primer lugar, me caí, y me recuperé para llegar en segundo puesto”, acota.

Nicky, como lo llaman en casa y sus amigos, suspira profundo cuando se le pregunta a quién va dedicado el título mundial. Agradecer el apoyo de su familia en todo este tiempo, algo que desde ya lo compromete a llegar más lejos en lo deportivo y en lo académico, pues pretende seguir estudiando y graduarse como arquitecto.

Nicolás García campeón Mundial de patinaje
El patinador rodeado de su familia en la intimidad de su hogar, en Cuenca.Jaime Marín \ Expreso

Mientras habla con EXPRESO en la intimidad de su hogar, Tanya Pazmiño, su madre, lo mira con ternura. Ella más que nadie conoce del sacrificio de Nicky, quien menciona los World Roller Games 2019 en Barcelona, España, como uno de los torneos más importantes donde estuvo cuando apenas era prejuvenil, con 15 años. A ello se le suma más de 300 medallas en torneos locales, nacionales e internacionales, premios con los que piensa adornar el árbol navideño que se prepara en sala de su hogar. “Como estrella en lo alto, bien podría estar el galardón del Campeonato Mundial reciente”, sostiene con una gran sonrisa.

La especialidad de García es el fondo en el patinaje, ahí ha conseguido también 4 oros panamericanos. Recuerda con alegría que sus pininos en el patinaje fue recorrer la sala de su casa montado sobre una alfombra roja. Su hermano mayor, Cristian, lo indujo en la disciplina, hoy solo Nicolás se mantiene en el deporte.

“Yo siempre iba a verlo a mi hermano, y poco a poco me fui interesando. Era algo extraño, tenía nervios por observar los accidentes que tenían los patinadores, pero me gustaba. Hoy puedo decir que el patinaje es mi vida”, confiesa Nicolás.

Campeón Nacional Interclubes con seis oros a los 14, campeón Mundial Juvenil a los 17, García ya piensa en mantener el título de la cita ecuménica para el torneo 2022 que tiene previsto disputarse en Argentina. Dice que se preparará como siempre lo ha hecho, con esfuerzo, constancia, disciplina, amor, y el apoyo de su familia.