Deportes

Miguel Ángel Ramírez, más allá del resultado

El español tiene una forma única de vivir el fútbol y trata de transmitirlo en Independiente del Valle. Ya está en Brasil buscando la Recopa.

Miguel Ángel Ramírez
A Ramírez le molestó que se haya insinuado que su equipo quemó tiempo contra los albos, la noche del sábado.Archivo

Miguel Ángel Ramírez entendió que Independiente del Valle era su lugar en el mundo. Por eso, en junio de 2018 aceptó la oferta para sumarse como director de las divisiones formativas. Para entonces, llevaba seis años en Catar especializándose en las menores.

Él vio que en Sangolquí podría desarrollar su estilo de ver el fútbol, no solo en lo deportivo, sino también en las formas que lo rodean.

El manejo de su carrera respetando procesos, el estilo de juego que busca, la exigencia a sus jugadores y la constante capacitación son los pilares del estratega que llevó al equipo rayado a su primera corona internacional y que ahora tratará de ganar la Recopa Sudamericana.

Cuando asumió el primer equipo como entrenador encargado, el año anterior, él implementó ciertos cambios para potenciar la plantilla.

Independiente del Valle derrotó a Liga de Quito

Miguel Ángel Ramírez: La gente paga por ver espectáculo y no a unos tíos tirándose al piso

Leer más

Así lo recuerda el gerente del club, Santiago Morales. Él dijo que de la mano de Ramírez el equipo empezó a jugar mejor y que los futbolistas se sintieron cómodos. Por eso decidieron ratificarlo en el cargo y firmar hasta finales de 2021.

Y, desde el primer día, Ramírez empezó a inyectar su ADN en el equipo: presión alta, búsqueda constante de espacio, posesión y velocidad.

Y como lo aclaró la noche del sábado tras ganar a Liga de Quito: buscar el triunfo sin necesidad de caer en viejas mañas como quemar tiempo.

“Aquí se viene a jugar al fútbol y la gente paga por ver espectáculo y no por ver a unos tíos tirándose perdiendo el tiempo o ese tipo de artimañas, muy propia del lugar. A ver si vamos cambiando la cultura y somos más honestos, porque la gente paga por ver espectáculo, no tolero la quema de tiempo por respeto a nuestro trabajo y a la gente que ha pagado”, señaló Ramírez.

El estratega español buscará la hazaña el miércoles en el Maracaná de Río de Janeiro. Deberá ganar para quedarse con la Recopa. De acuerdo a su plan, ayer en la noche viajaban a Brasil y desde hoy empezarán a moverse para buscar la victoria. De acuerdo a Ramírez, el equipo está capacitado para ganar en cualquier cancha y esta vez, ante el vigente subcampeón del mundo.

Sus pilares 

Respeto a los procesos: Miguel Ángel Ramírez rechazó tres ofertas del fútbol internacional y hasta un acercamiento de la Ecuafútbol para seguir con Independiente del Valle, debido a que tiene armado un proceso a mediano plazo, mínimo hasta finales de 2021. Aunque, aclaró que después buscará nuevos retos para seguir creciendo como profesional.

Estilo de juego definido: Independiente del Valle deja la misma imagen sin importar si está con titulares o suplentes. Ante Liga de Quito fue un ejemplo, se impuso con un equipo alterno. Pero más allá del resultado, el rendimiento y los movimientos de todas sus líneas fue muy similar. Una de sus firmas es la búsqueda de espacios desde la salida de su propia portería. No le gusta que el arquero saque largo, pide que siempre la entregue a un defensa para armar el ataque desde ahí.

Exigencia a sus jugadores: El pedido de Ramírez para sus jugadores no solo se aplica a lo estrictamente futbolístico. Les exige que dentro del campo de juego eviten ciertas mañas como lanzarse dentro del área buscando un penal o que pierdan tiempo cuando están en ventaja. Inclusive, contó que el año anterior tuvo una conversación fuerte con Jorge Pinos porque trató de ganar segundos de manera deliberada. Por eso le molestó que insinúen que quemó tiempo contra los albos.

Constante capacitación: Ramírez y su cuerpo técnico están todo el tiempo buscando los avances tecnológicos que les permitan tener más datos sobre el desempeño de su equipo y la forma de potenciarlo. Además verifica los datos de los rivales. Está en constante capacitación sobre el juego y analiza estilos diferentes.