Deportes

La mejoría de Emelec con puntos pendientes

El Bombillo muestra poder de reacción, algo que no tenía el año anterior, pero todavía no supera los desajustes defensivos

emelec-futbol
Emelec está invicto en el torneo nacional.api

Corregir luego de un triunfo es una fórmula que Ismael Rescalvo, entrenador de Emelec, busca aplicar en su equipo, que sumó su segunda victoria en la LigaPro, con el plus de haberlo logrado en condición de visitante (2-3 ante Aucas).

marlo-chito-vera

Chito Vera “felicita” a Toño Valencia por la patada

Leer más

Y es que el profesional español sabe que el resultado no puede maquillar las deficiencias que aún muestra el Bombillo, aunque en el balance general los aciertos inclinan la balanza a su favor.

Contrario a lo que sucedía en la temporada anterior, los azules mostraron poder de recuperación ante uno de los rivales que mejor se armó, sumando tres valiosos puntos en la altura quiteña, algo que en 2020 resultó muy difícil.

“El primer tiempo fue más cerrado, tuvimos la capacidad de darle velocidad a las jugadas para poder ganar el partido. En el segundo tiempo tuvimos la capacidad de entender mejor la manera de finalizar las jugadas”, fue el análisis que Rescalvo realizó luego del choque.

El estratega también evaluó el resultado que le dejó el tridente que armó con Jefferson Orejuela, Dixon Arroyo y Sebastián Rodríguez. “Es la primera vez que juegan los tres juntos. Son jugadores inteligentes. Pedíamos control en Orejuela y Sebastián. Buscábamos neutralizar a los mejores circuitos que hay en el torneo. Se hizo un buen partido”.

La contundencia mostrada por el tricampeón fue el punto más alto. Hasta el cierre de esta edición, los siete goles marcados en sus dos primeras presentaciones consolidaban a su delantera como la más efectiva, con un promedio de 3,5.

También se destaca el equilibrio que alcanza con Ángel Gracia, quien le dio la salida que tanta falta le hizo en las dos últimas temporadas. Hoy Emelec tiene en él y en Romario Caicedo a dos de los laterales más ofensivos del país, otorgándole así más alternativas al momento de atacar.

La regularidad del uruguayo Sebastián Rodríguez y la pluralidad de los autores de los goles, son otros aspectos dignos de resaltar. Ahora el Bombillo no depende de un solo jugador para llegar a las redes.

El otro lado de la moneda estuvo a la hora de defender.

Los centrales, especialmente Leandro Vega, tuvieron muchos problemas para controlar a la dupla integrada por Roberto Ordóñez y Francisco Fydriszewski.

Los errores en el momento de tomar la marca hicieron que se generen no menos de cinco claras oportunidades de gol para los locales, que en esta ocasión no estuvieron acertados de cara al arco.

Rescalvo necesitará corregir esto, porque no siempre se podrá contar con la suerte de enfrentarse a delanteros que estén con “la pólvora mojada”. En tal caso, el futuro pinta más esperanzador a un equipo que necesita volver a ser estelarista.