Deportes

María Paz y un título para el cielo

La corona mundial que obtuvo se la dedicó a su tío, Patricio Ugalde, quien descubrió el potencial que ella tenía en el ráquetbol

racquetbol-deporte
La cuencana es licenciada en Estimulación Temprana, actividad que alterna con su carrera deportiva.Cortesía

Un problema físico puso al ráquetbol en el camino de María Paz Muñoz, quien pudo cumplir la promesa que le hizo a un integrante de su familia y hoy es la primera raqueta femenina del país en esta disciplina.

barcelona-asamblea-socios

Acuerdo con entidad financiera le daría al Ídolo fondos para solventar deudas

Leer más

“Mis inicios fueron en el atletismo, pero debido a un problema físico, mi tío Patricio Ugalde, quien era promotor del ráquetbol, me inculcó el amor por esta disciplina. Él siempre me decía que yo tenía todas las condiciones para practicarlo y entrené hasta que me vi compitiendo y ganando medallas”, contó.

Su primera experiencia internacional la tuvo a los 12 años, cuando participó en un Mundial en México. “Desde ese momento comenzó lo que hoy soy como atleta de alto rendimiento”.

A los 16 años le prometió a su tío, quien ya se encontraba enfermo, que lograría ser campeona mundial. Y lo logró. En 2007, durante su participación en el Campeonato Mundial de Cochabamba, cristalizó este sueño. “Recuerdo mucho esa experiencia, ya que fue la promesa que le hice a mi tío antes de que él muera, y lo pude lograr con mucho esfuerzo”.

TRAYECTORIA

María Paz llegó a sus primeros Juegos Panamericanos en Guadalajara 2011, donde conquistó la primera presea de bronce en ráquetbol para Ecuador en este tipo de competencias. “Estar en un Panamericano fue una experiencia extrema. Llegar y vivir en la Villa Olímpica, además de ver tanta gente dando todo en el campo de juego por su país, es muy impresionante”, destacó.

En los Juegos Bolivarianos de Trujillo 2013 tuvo una gran cosecha de medallas, consiguiendo tres de oro y una de plata en singles, dobles y por equipos. En los Panamericanos de Toronto 2015 aportó a la selección tricolor dos medallas de bronce. Asimismo, en los Bolivarianos de Santa Marta 2017 conquistó dos medallas de bronce. Y en 2019, en el Panamericano realizado en Barranquilla, Colombia, se colgó la medalla de bronce en singles.

Sin embargo, no todo ha sido color de rosa en la vida deportiva de María Paz. Una contusión en la cadera la marginó de las canchas por casi un año. “Fue muy difícil esa lesión. Me tocó operarme y la recuperación fue muy larga, pero con mucho cuidado pude regresar y continuar mi vida deportiva”.

La azuaya dice que de las derrotas siempre aprende mucho más que de las victorias. “Durante la carrera de todo deportista, no todo puede ser ganar. Si fuera de esta manera, tal vez sería aburrido. Cuando uno pierde, a veces con ganas de tirar la toalla, es cuando uno recibe lecciones que analiza con humildad para enfrentar la siguiente revancha”.