Deportes

Loor anuncia el protocolo de seguridad que seguirían los equipos

Un torneo regional, que se disputaría sin público, es la opción que se maneja para definir al campeón. Se usarían buses esterilizados.

A1-6468906 (16468906)
Miguel Ángel Loor, presidente de la LigaPro, dio a conocer las fórmulas que se utilizarían para retomar la competencia este año.CARLOS YAGUAL

En tiempos de crisis la creatividad es la tabla de salvación que permite salir adelante. Miguel Ángel Loor, presidente de la LigaPro, lo sabe y por eso anunció una serie de opciones que la dirigencia está analizando para tratar de devolver a los aficionados el fútbol profesional, una vez superada la emergencia declarada por la pandemia del coronavirus.

Loor.jpg

Miguel Ángel Loor: “El 2020 sin público en los escenarios”

Leer más

Cuando el balón vuelva a rodar en los estadios del país, un estricto protocolo de seguridad será aplicado por todos los clubes, para impedir que el mal siga cobrando víctimas.

Cada vez son más las voces que se pronuncian a favor de un certamen de carácter regional. Aunque esa posibilidad aún no tiene una estructura definida, Loor ya habla de las medidas de seguridad que se tomarían.

“Supongamos que un equipo de Guayaquil va a Manta, lo hará en su bus... nadie lo toca, (será) completamente esterilizado, y que ellos lo manejen con sus protocolos. Se suben al bus, se bajan y juegan. No se han visto con nadie, llegaron a jugar”, explicó el dirigente en el programa ‘El VAR de CV’.

Se extremarán las precauciones. “Hay un riesgo dentro de jugar un partido. Haríamos pruebas cada cierto tiempo, que cada club tenga sus protocolos al menos dentro de un tiempo”, agregó Loor.

EL NUEVO SISTEMA

Bajo la modalidad regional, se armarían dos grupos de ocho equipos cada uno. Las llaves se elaborarían tomando en consideración la cercanía geográfica, de tal manera que los viajes no sean tan largos.

Aunque recién es un proyecto, se estima que el campeón nacional se definiría mediante encuentros de ida y vuelta entre los ganadores de cada torneo regional, sin descartar la posibilidad de que se dispute una final única, en una sede por definir.

Mediante una especie de tabla acumulada se definiría a los representantes ecuatorianos para las próximas ediciones de la Copa Libertadores y de la Sudamericana.

Para reducir al máximo el riesgo de contagio, se limitaría el número de personas que podrían ingresar a cada partido. Los cupos serían destinados para: integrantes de los planteles, personal de apoyo (policías, camilleros, pasabolas, vocal de turno, etc.) y periodistas, dando prioridad a quienes trabajan en el canal dueño de los derechos de transmisión.