Deportes

Liuba y Yuliana rompen un mal llamado ‘tabú’

Las deportistas ecuatorianas son las primeras de la élite en hablar abiertamente de su orientación sexual. Ellas rinden cuentas en la pista y están cerca o ya clasificadas a los Juegos Olímpicos

Liuba Zaldívar salto triple Ecuador
Zaldívar fue plata en el reciente Sudamericano de Atletismo de Mayores. Saltó con medias, en las que llevaba fotos de sus seres queridos de Cuba.Amelia Andrade / Expreso

Cada junio se conmemora el mes del Orgullo para visibilizar a la población LGBTI y la reivindicación de sus derechos. Históricamente, esta población ha sido discriminada en todos los ámbitos y en Ecuador, pese a que se ha avanzado en el reconocimiento de derechos, aún hay prejuicios y estigmas sobre la diversidad sexo-genérica. En el ámbito deportivo, EXPRESO quiso explorar la realidad de la población LGBTI y la particularidad fue que en la élite no había personas que hayan manifestado abiertamente ser parte de ella.

El ejercicio no fue complicado. Revisar perfiles de redes sociales y un par de preguntas abrieron la puerta para que la deportista de salto triple Liuba Zaldívar y la saltadora de longitud Yuliana Angulo digan sin problemas que son lesbiana y bisexual, respectivamente. Lo curioso del caso fue que aunque ellas no tenían problema en decirlo, nunca ningún medio de comunicación se los había preguntado, considerando que eso se debe a que en la actividad aún es un “tabú” decirlo, más aún siendo deportistas consagradas y de élite como ellas.

Ambas llevan historias diferentes, una es incluso nacionalizada y la otra busca en Europa incrementar su nivel, pero las dos están unidas por el orgullo de representar al país y siempre verlo en los mejores sitiales deportivos. Son campeonas sudamericanas, panamericanas, dueñas de récords nacionales y hasta medallistas mundiales. Se han hecho un nombre a base de esfuerzo.

Ellas “hablan en la pista”. Dicen que nunca se han sentido discriminadas, ni nada que se le parezca y coinciden en que difícilmente haya hombres en el deporte que digan abiertamente lo que ellas. Hay aún mucho machismo.

“SI QUIERES PASAR DESAPERCIBIDO ES CUANDO HABLAN”

Liuba Zaldívar salto triple Ecuador
Liuba junto a su novia, con quien lleva ya una relación de seis meses.Cortesía

No nació en Ecuador, pero desde hace seis años viene llenando de logros importantes al país. En su palmarés se cuentan títulos sudamericanos, panamericanos, haber roto tres récords nacionales y a inicios de este año aparecía en el puesto 21 del ranking mundial de salto triple femenino. Con esas credenciales, Liuba Zaldívar habla por sí sola.

En zona de clasificación para los próximos Juegos Olímpicos, la cubana de nacimiento, pero “ya más ecuatoriana que el propio ceviche” -como ella misma dice-, habló con EXPRESO tras la medalla de plata en el reciente Campeonato Sudamericano de Atletismo que se disputó en Guayaquil. Estaba feliz. Había conseguido su segunda mejor marca del año al saltar 13,58 metros y miraba desde las gradas las competencias.

Ahí, junto al resto de sus compañeros y en medio de las delegaciones de otros países, la cubano-ecuatoriana abrazaba a una integrante en especial. El nombre prefiere guardárselo, lo que sí comentó sin problemas es que era su novia. Tienen ya seis meses de relación y está feliz.

Ambas se conocieron por el deporte, son atletas, y por lo que la misma Liuba revela en redes sociales están cimentando un lazo estrecho, ya que han festejado fechas especiales como cumpleaños, torneos y han compartido con el círculo que a las dos las rodea.

“Creo que me he ganado el respeto y la consideración de mis compañeros de equipo, los directivos de la Federación Ecuatoriana de Atletismo, entrenadores y demás... todos lo saben y existe respeto”, precisó segura Zaldívar.

Con 28 años de edad, la cubano-ecuatoriana manifiesta no haber sentido nunca ningún tipo rechazo por su orientación sexual, ni aquí en Ecuador, ni en Cuba, aunque sí reconoce que entre la élite deportiva del alto rendimiento, el tema sí es un tabú en el país. Ella es un ejemplo: es la primera en decirlo abiertamente.

“En el deporte es tabú si tú no lo dices... si quieres pasar desapercibido, es ahí donde empiezan a hablar. Si eres feliz, háblalo, dilo”, acota.

Hoy Liuba está a un paso de clasificarse a los Juegos Olímpicos al posesionarse en el puesto 32 del ranking mundial, donde solo entran las mejores 34. Sí, el margen es muy pequeño, así que prefiere centrarse en eso. “Yo hablo en la pista, con medallas, récords y todo lo que tengo para ofrecerle aún a Ecuador, la tierra que me dio una segunda oportunidad de continuar con la actividad que tanto amo”, acota.

El 29 de junio se cierra el registro de clasificación, hace dos días viajó a Europa para competir el 7 de junio en Copenhague, capital de Dinamarca, e inmediatamente seguir a otros torneos. Sabe que obtendrá el cupo. Está feliz y optimista. Es libre, está enamorada y en sus completas capacidades para darle al país el boleto olímpico.

"ME FIJO EN LAS PERSONAS EN SÍ, HOMBRES O MUJERES"

Yuliana Angulo
Angulo compite en Europa. Aquí en Leverkusen, Alemania. Es dueña del récord nacional con 6,67 m.Cortesía

Dice que es la primera vez que se lo preguntan, por eso recién lo dice. Con casi 13 años de carrera deportiva a Yuliana Angulo nunca nadie le había preguntado el porqué tiene puesto en su perfil de redes sociales la bandera del arcoíris, símbolo de la diversidad de sexo y género.

“Me considero bisexual. Personalmente me fijo en las personas en sí, puede ser hombre o mujer. Creo que en Ecuador es difícil encontrar a un deportista de élite que hable abiertamente de eso”, sentencia la nacida en Santo Domingo de los Tsáchilas de 26 años, quien en mayo pasado consiguió el cupo a los Juegos Olímpicos en el Mundial de Relevos de Polonia tras sobresalir en los 4x100, la medalla de bronce en los 4x200 y un nuevo récord nacional con un tiempo de 43.86.

Angulo en pocos días cumplirá tres años viviendo en España. Eso no le ha dado ni más, ni menos confianza para hablar del tema. Desde adolescente sintió atracción por chicas y chicos por igual.

En el 2017, tras el Mundial de Londres, tomó la decisión de migrar a Europa por sus propios medios para buscar el nivel y el apoyo que en Ecuador no encontró, pese a disputar varias citas ecuménicas y conseguir títulos importantes.

Desde el 2016 en que salió del Plan de Alto Rendimiento no volvió a entrar, aún así es actualmente la número uno de Sudamérica en salto de longitud, prueba individual donde es especialista y dueña del récord nacional con 6,67 metros.

“El que sea bisexual no hace ni más ni menos el talento que Dios me dio o que le pudo dar a cualquier atleta. Nosotros respondemos en la pista. Todos, exactamente todos, llevamos el mismo sentido de patriotismo para pelear por Ecuador. Lo hemos demostrado. Mas allá de eso, el resto no cuenta”, acota.

Al igual que Liuba, Yuliana tiene hasta el 29 de junio para conseguir la marca individual para Tokio en salto largo, esa por la que ha trabajado hace más de una década. De momento tiene en lista competencias en Suiza, Alemania y están por confirmarle Polonia. De ser posible las hará todas. “La orientación sexual no debe ser un problema para ninguna persona, muy independiente de que sea o no deportista”, remata esta ecuatoriana a la que incluso ya le han propuesto nacionalizarse por otro país por sus condiciones deportivas, pero lo ha rechazado, aunque no cierra del todo esa puerta.