Deportes

Johana Ordóñez destierra el mito

La marchista ecuatoriana entrena con Paquillo Fernández en España. El eterno rival de Jefferson Pérez deja atrás cualquier enfrentamiento

Johana Ordóñez marcha Ecuador Paquillo Fernández
Equipo. Johana y los profesionales con los que lleva su trabajo desde el 15 de septiembre.Cortesía

El lazo que une a Ecuador y a España con la marcha es histórico y se resume en dos nombres: Jefferson Pérez y Francisco ‘Paquillo’ Fernández, eternos rivales. El primero ganó los Mundiales de este deporte en París 2003, Helsinki 2005 y Osaka 2007, siempre teniendo como escolta al segundo. Hoy el destino vuelve a unirlos poniendo a la tricolor Johanna Ordóñez como pupila del español.

La andarina entrena desde el 15 de septiembre pasado al más alto nivel, en la ciudad de Guadix, España. Con ella, Érick Barrondo, subcampeón Olímpico de Londres 2012, y Mirna Ortiz, campeona mundial, integran el selecto equipo elite que comanda Paquillo y que los prepara para la búsqueda de la clasificación y posterior aspiraciones de medallas en los Juegos Olímpicos de Tokio.

Desde suelo ibérico, la actual campeona de los Juegos Panamericanos 2019 habló con EXPRESO y reveló la importancia de este campamento que está enfocado en su cambio de distancia -de 50 a 20 kilómetros-, que durará hasta fines de este mes y que el próximo fin de semana tendrá su primer test comprobatorio cuando compita en el Challenge de Dudince, en Eslovaquia, el 24 de octubre.

  • Johana Ordóñez marcha Ecuador Paquillo Fernández
    2. Entrenamientos. De dos y tres turnos son las jornadas personalizadas con Paquillo.Cortesía
  • Johana Ordóñez marcha Ecuador Paquillo Fernández
    Soporte. Ordóñez reconoce estar aprendiendo de la calidad profesional del español.Cortesía

“El contacto de este entrenamiento se originó luego de la amistad que empecé con Érick (Barriondo) y Mirna (Ortiz), en el Mundial Doha 2018. Ellos eran entrenados por Paquillo con quien recién en junio de este año, en media pandemia, tuve la oportunidad de conversar, y aceptó prepararme. La única condición era de que venga a España. Y así fue”, cuenta Ordóñez vía telefónica, quien revela que está ahí gracias al dinero ahorrado de sus auspiciantes. La Secretaría del Deporte solo intercedió con la Cancillería para poder salir del país.

El nexo profesional que Ordóñez y Paquillo han conseguido ha sido satisfactorio. Entrenan a doble turno y a veces hasta 3 veces al día. Al cambiar de distancia (20 km, la olímpica), el énfasis en el que se han enfocado es trabajar en la velocidad y en la técnica gestual. Además le han realizado varios análisis biomecánicos para definir en qué debe mejorar.

Ordóñez se sincera y revela que en más de una ocasión ha conversado con Paquillo sobre Jefferson Pérez. El tema es inminente. “Me cuenta de sus competencias y que los tiempos han cambiado en el entrenamiento. Hoy las redes sociales ayudan mucho de dónde están los deportistas y qué rutinas emplean. Ambos (Pérez y Fernández) tienen muchas anécdotas juntos”, añade.

Incluso, Johana asegura que Jefferson sabía que viaja a España con el exmarchista subcampeón olímpico y le dio muy buenas referencias. No hay rivalidades. Hoy el papel ha cambiado, Paquillo es quien la entrena. Ecuador y España tienen un “continuará...”.