Deportes

Los futbolistas no paran, pero se quedan en casa

Pese a la paralización, los actores en el fútbol siguen a rajatabla las recomendaciones para combatir el COV ID-19

FACUNDO MARTINEZ_02.j (31429682)
El volante de Universidad Católica, Facundo Martínez, se entrenó en su casa.Cortesía
Roberto Ordóñez

Coronavirus: La Tuka Ordóñez aprovecha su tiempo en casa

Leer más

El deporte a nivel mundial empieza a sentir las repercusiones de la pandemia COVID-19. En el marco local, la mayoría de equipos de fútbol han tomado la decisión de mantenerse en aislamiento domiciliario a la espera de que cese el crecimiento de contagios en el Ecuador.

EXPRESO conversó con varios futbolistas para conocer de qué manera atraviesan esta situación.

Roberto ‘Tuka’ Ordóñez, delantero de Emelec, recibió a este Diario en su domicilio y explicó que “es hora de aprovechar el tiempo en casa y hacer cosas que antes no podíamos”. La Tuka ha pasado estos primeros días arreglando su bodega, lavando su carro, cocinando sus platos preferidos, pero también entrenándose.

Roberto Ordóñez
El delantero de Emelec, Roberto Ordóñez, envió un mensaje a los ecuatorianos a trabajar juntos en medio del problema de esta pandemia.Amelia Andrade / Expreso

“Yo tengo un gimnasio aquí en casa y voy a estar entrenando. Además hay una cancha de fútbol para ir a dar una vuelta y tocar un poco la pelota”, dijo el bombardero azul, quien aseguró que está a la espera de una notificación de Emelec, para saber cómo procederán.

En Quito, el cuerpo técnico de Universidad Católica envió un plan de ejercicios para que los jugadores realicen en casa. Facundo Martínez destinó tres horas en la mañana de ayer a su acondicionamiento físico, entre bicicleta estática y estiramiento.

“Nos mantienen ejercitados para no perder el ritmo en estos días de emergencia”, contó el jugador a EXPRESO. Y, como medida de seguridad, contó que no está recibiendo ningún tipo de visitas en su casa.

FACUNDO MARTINEZ.jpg (31429681)
Facu Martínez aprovechará este tiempo en casa para hacer los deberes con su hija.Cortesía

Al contrario, indicó que va a aprovechar el tiempo de aislamiento para compartir con su esposa y sus dos hijas. “Mis nenas tienen deberes de la escuela que les están mandando por internet. Entonces voy a ayudarlas con eso”, manifestó. 

En la casa de los Martínez hay alcohol y gel antibacterial. La familia del Facu mantiene un estricto control de higiene (aunque han optado por no salir de casa en absoluto).

Desde Ambato, Jonny Uchuari, volante de Macará, respeta la restricción y se queda en casa para evitar tener el mínimo contacto con personas ajenas a su círculo cercano. 

El lojano vive solo en Ambato y aseguró que para controlar el COVID-19 está en cada uno de los ecuatorianos en acatar las medidas que pide el Gobierno “no salir de casa”.

Uchuari hará la limpieza para mantener las normas de asepsia dentro de su casa, pero también pondrá en la práctica sus dotes culinarios. “Antes de casarme cocinaba, así que es el mejor pretexto para degustar de las delicias lojanas”, dijo.

Entre los platos que le gustan está la cecina (carne de cerdo ahumada que se la acompaña con yuca cocinada) y el repe (sopa cremosa elaborada con guineo o banano verde) que son platos típicos de Loja. Pidió a las personas en general que sean responsables y cumplan con la medida de seguridad para ganar esta lucha.

A Gustavo Figueroa no le quedó más alternativa que salir de casa para realizar un par de trámites, aunque no le tomó demasiado tiempo para después ‘encerrarse’ en su casa acatando la medida ante la pandemia del coronavirus. El asistente técnico del Aucas fue a la escuela de sus hijas, en el norte de la capital, a retirar unos cuadernos que las ‘peques’ necesitaban para hacer las tareas que les seguirán enviando por internet.

Figueroa
El Potro Figueroa solo dejó su casa para ir a ver unos cuadernos para su hija.ANGELO CHAMBA / Expreso

“Todo el fin de semana pasamos en la casa. Recién hoy salimos y ya porque tocaba. De aquí nos vamos de nuevo a la casa y de ahí nadie sale”, dijo el Potro. Y, pese a que los Figueroa tenían algún apuro por volver al hogar, se detuvieron por un helado en el sector de Carcelén, en el norte de Quito, a escasas cuadras de la casa donde residen.

“Nos vamos a dedicar a arreglar la casa, a limpiar, a botar lo que ya no sirve”, comentó. Así, aprovechará el aislamiento domiciliario para hacer unos cuantos arreglos que, por el trabajo del Potro y de su esposa, muchas veces se posterga. Además de eso, confesó que se dedicará a “pasar de vago”.

Gonzalo Mastriani
Gonzalo Mastriani compartirá estos días con sus hijos y esposa desde casa.Cortesía

Otro futbolista que aprovechará este tiempo para estar con su familia es el goleador de Guayaquil City, Gonzalo Mastriani. "Es evidente que hay un poco de temor, pero estamos tratando de estar lo más calmados posibles y cumplir con todo lo que se recomienda. Ahora aprovecho para terminar un libro que estoy leyendo, mirar alguna serie con mi esposa y jugar mucho con los niños para quemar algunas calorías", le contó a EXPRESO.

Por ahora Guayaquil City analiza también una planificación para que los futbolistas se mantengan en ejercicio físico durante este parate en el deporte mundial.