Flamengo y Athletico Paranaense jugarán en Guayaquil la final de la Copa Libertadores

  Deportes

Flamengo y Athletico Paranaense jugarán en Guayaquil la final de la Copa Libertadores

El Fla y el club rojiblanco se medirán el 29 de octubre en el estadio Monumental por el máximo cetro continental a nivel de clubes

Flamengo-Paranaense-Copa-Libertadores
Los jugadores del Flamengo celebran el paso a la final de la Copa Libertadores.efe

Final brasileña en Guayaquil. Es que el Flamengo ratificó su favoritismo ante el argentino Vélez Sarsfield al llevarse la serie de semifinales e inscribir su nombre para el duelo por el cetro de la Copa Libertadores, que se jugará en el estadio Monumental, el 29 de octubre.

Paranaense

Atlético Paranaense, primer huésped para la Final Única de la Copa Libertadores en Guayaquil

Leer más

Si el Fla en la ida ganó 4-0 como visitante, este miércoles repitió la victoria, esta vez por 2-1 en casa frente a los de Liniers.

Pedro, a los 42 minutos, y Marinho (68) anotaron para los locales, mientras que Lucas Pratto descontó para los rioplatenses.

Flamengo será el rival del Athletico Paranaense, que igualó la noche del martes a domicilio 2-2 con Palmeiras.

Gustavo Scarpa y Gustavo Gómez marcaron para los verdiblancos, mientras que Pablo y David Terans convirtieron para el club de Curitiba.

Los locales se pusieron en ventaja a los tres minutos en una combinación entre Bruno Tabata y Ze Rafael aprovechada por Scarpa. En el segundo tiempo, Gómez aumentó la ventaja del Palmeiras a los 54 minutos.

Pero vino la reacción del Paranaense. A los 63 minutos el recién ingresado Pablo descontó tras una jugada previa de Thiago Heleno y Vitinho.

Con el 2-1 parcial, el Palmeiras necesitaba aumentar la diferencia para no tener que ir a la definición por penales, pero los ataques de Rony, Gustavo Scarpa y Gómez siempre fueron frenados por el visitante.

El tanto del empate, que significó la clasificación del Paranaense, llegó a los 84 minutos con Terans, tras una combinación con Pablo y un remate que golpeó antes en un defensor, lo que dejó sin posibilidades al guardameta Wéverton.