Deportes

Ferguson y Wenger entran en el Salón de la Fama de la Premier League

Los exentrenadores fueron reconocidos por su gran contribución al desarrollo y éxito de la competición

football-sir-alex-ferguson-arsene-wenger_3474419
Alex Ferguson (i) y Arsene Wenger son recordados por dirigir al Manchester United y al Arsenal respectivamente. cortesía / sky sport

Alex Ferguson y Arsene Wenger han entrado al Salón de la Fama de la Premier League, por su gran contribución al desarrollo y éxito de la competición.

Thibaut Courtois belgica

Real Madrid: Courtois y Alaba están recuperados y apuntan al duelo contra Valladolid

Leer más

Ferguson, que ganó trece títulos de la liga inglesa, y Wenger, que dirigió 828 partidos, más que nadie en la historia, son las últimas incorporaciones a una lista de galardonados que incluye a David Beckham, Eric Cantona, Roy Keane, Wayne Rooney, Peter Schmeichel y Paul Scholes.

Ferguson ganó 528 de los 810 partidos que dirigió, fue nombrado entrenador del año en once ocasiones y ganó el galardón mensual a mejor técnico 27 veces, récord de la competición.

"Estoy encantado de entrar en el Salón de la Fama. Es un verdadero honor cuando recibes un reconocimiento como este. Este premio no va solo sobre mí, sino sobre el trabajo en el Manchester United y la relación que tuvimos durante tantos años, así que estoy orgulloso también del club, del cuerpo técnico y de mis jugadores", dijo Ferguson.

de

Acusan a empresario de sobornos a jugadores para beneficiar al Benfica

Leer más

Wenger, por su parte, fue uno de los primeros entrenadores extranjeros de la liga y ganó el título en tres ocasiones, incluyendo la temporada 2003-2004, cuando el Arsenal de los 'Invencibles' se hizo con la victoria sin perder un solo partido.

Para el recuerdo queda su estructura de fichajes, que incluyó las firmas de futbolistas como Thierry Henry y Patrick Vieira.

"Compartir esto con Sir Alex es un gran honor para mí. Es como dos boxeadores; peleas como un loco y vas hasta el límite, pero al final hay respeto. Será muy bonito poder volver a verle, compartir una botella de vino y recordar nuestras batallitas", apuntó Wenger