Los empleados de El Nacional viven un calvario

  Deportes

Los empleados de El Nacional viven un calvario

La huelga completa una semana en el complejo de Tumbaco. Les deben hasta 16 meses de sueldo

TRABAJADORES-EL-NACIONAL-TUMBACO
rabajadores de El Nacional iniciaron una huelga de hambre hasta que la directiva pague los sueldos y las jubilaciones patronales. La presidenta, Lucía Vallecilla, los ignora.Angelo chamba

Mientras la presidenta, Lucía Vallecilla, presentaba al paraguayo Ever Hugo Almeida como el nuevo entrenador de El Nacional, en la puerta del complejo de Tumbaco se encontraba un grupo de empleados reclamando por el pago de 16 meses de sueldo.

PIERO-HINCAPIÉ-ELIMINATORIAS-QATAR2022

La defensa de la Tricolor se consolida

Leer más

Durmiendo en carpas y hasta encadenados, ellos pedían su dinero entre lágrimas. Después de todo, llevan una semana con esta medida y esperan que su infierno termine pronto.

Kerly Hidalgo, quien trabaja en la cocina del complejo y no ha cobrado en los últimos 16 meses, lamentó la postura de Vallecilla. “Cada vez que le pedíamos el dinero nos decía que no había y tronaba los dedos diciendo que si no nos gustaba nos podíamos ir. Además de la falta de pago, nos toca soportar su prepotencia”, inició.

Ella asegura que la dirigente miente a los medios de comunicación cuando asegura que los empleados no quieren llegar a un acuerdo. “Eso es una mentira. No da la cara, ingresa y sale del complejo por el colegio Los Sauces. No viene por la puerta, ni busca un acercamiento”, agregó.

Para Hidalgo la situación es insostenible. No ha podido pagar el arriendo de la casa donde vive y ya le pidieron que la desocupe. “Por urgencias he caído en gente que presta dinero y la deuda se hace cada vez más grande. Debo en todo lado”, lamentó al borde de las lágrimas.

Jorge Jiménez, quien trabajó en seguridad, no ha cobrado desde hace 11 meses. “Tomamos esta medida ante la prepotencia y mentiras de la señora Vallecilla. Ella dice que todo está normal, pero no es así. Pasó engañándonos todo este tiempo. Nos decía ‘la próxima semana les pago, tal día les doy’, pero nunca llegó ese momento”, indicó.

Jiménez reconoce que no quisieron armar esta protesta antes porque el equipo estaba en una situación expectante, buscando el ascenso. Pero que ya no pueden esperar más.

“La señora nos ha mentido tanto y en tantas cosas. Seguramente le gana al cuentero de Muisne. Por ejemplo, en el feriado de noviembre, ella entró y a las señoras de la cocina les dijo que no se preocupen, que no les faltará la colada morada y la guagua de pan para ellas y la familia y nunca llegó”.

Para él, la situación marcó una división interna entre los empleados, ya que no todos se sumaron a los reclamos. “Aquí hay profesores, jugadores y empleados impagos, pero algunos siguen trabajando. Apoyaron que se organice el paro, pero en el rato preciso nos dieron las espaldas porque tienen sus ingresos por otros lados”, lamentó.

El pago de los sueldos no es el único reclamo. Berta Navarrete, quien trabajaba en lavandería, obtuvo la jubilación patronal con el club hace dos años, pero no recibe la liquidación. Tampoco ha cobrado la jubilación en este lapso. “Me ofrecieron 300 dólares mensuales, pero ni eso. Ya es mucho tiempo y necesito el dinero para vivir”, dijo Navarrete.

Apoyo gratuito y mora patronal

Un grupo de abogados ofreció ayuda a los empleados de manera gratuita. En las próximas horas iniciarán con los trámites legales para tratar de cobrar los sueldos.

Pero, los empleados reconocen que hay un detalle que les juega en contra. Para evitar problemas con el cuadro militar, ellos entregaron las facturas con la promesa de un pago que, según ellos, nunca llegó. Es decir, la directiva militar tendría la forma de probar, desde lo legal, que no existe problema.

Esto, advirtieron, es idéntico a lo que denunció el volante central Pedro Quiñónez, el año pasado, cuando dijo que los futbolistas firmaban los roles de pago sin haber cobrado para evitar sanciones al club desde LigaPro.

Por su parte, el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social confirmó que El Nacional tiene una deuda por obligaciones patronales que asciende a los 317 mil dólares. Mientras tanto, el Ministerio del Trabajo convocó a Vallecilla a una audiencia para que justifique el cumplimiento de las obligaciones laborales.

La presidenta de El Nacional, Lucía Vallecilla, no quiso conversar sobre el problema de los empleados en huelga. En cambio, dijo que enviará una nueva documentación a LigaPro para tener un mayor margen de maniobra desde lo económico. “Vamos a justificar el presupuesto para inscribir más jugadores. Estamos trabajando para la Noche Roja del 2022 de igual forma”, espetó.

Jeremy-Sarmiento-selección-Ecuador

Jugador de Venezuela reconoció que Jeremy Sarmiento fue "incontrolable"

Leer más