Deportes

Emelec tuvo que resignarse con ser segundo

emelec-delfin-1
Impotencia. Fernando Giménez, de Emelec, se lamenta en el piso, ayer en el Atahualpa.Internet

Los dos mil hinchas de Emelec que tiñeron de azul la preferencia del Atahualpa se mostraron dolidos por no lograr el objetivo. Pero se marcharon con la promesa de ganar la segunda etapa y pasar a definir el título con su archirrival Barcelona.

El Bombillo empató ayer con Universidad Católica y tuvo que resignarse con ser segundo en la primera etapa.

La ilusión de ser primeros se desvaneció tempranamente -seis minutos- para los eléctricos, con el primer gol de Barcelona ante El Nacional, en Guayaquil. Los millonarios requerían ganar y que los toreros pierdan.

Los dirigidos por el técnico uruguayo Alfredo Arias, sin embargo, no bajaron los brazos y buscaron el arco de Hernán Galíndez.

El argentino Cristian Guanca tuvo la gran oportunidad de anotar, pero con el arco a su disposición, remató por arriba.

Luego, el guardameta camarata salvó ante disparo cruzado de Ángel Mena.

El que no la vio fue Dennis Stracqualursi. El atacante argentino pasó inadvertido. Por su poca movilidad, fue fácilmente controlado por los defensas locales.

La Católica también falló en la definición. Jordy Caicedo no pudo dos veces, en el mano a mano con el guardameta Esteban Dreer.

En la segunda ocasión, el joven delantero se quedó de rodilla, miró al pórtico y con furia dio golpes al piso.