Deportes

Coronavirus: La NBA sin casos positivos

Ya se conocen los resultados de las 344 pruebas realizadas el 20 de julio. El regreso del mejor baloncesto del mundo está más cerca

baloncesto-nba
El positivo detectado a Rudy Gobert, el pivote francés de los Utah Jazz, encendió las alarmas que desembocaron en la suspensión de la NBA.Archivo

La NBA y la asociación de jugadores (NBPA) han informado conjuntamente de que no ha habido positivo alguno por COVID-19 en los 344 análisis realizados a los baloncestistas en la concentración en Orlando (Florida, Estados Unidos).

richard-caparaz-team-ineos

Vuelta a Burgos: Carapaz está a ocho segundos del líder

Leer más

"Cero de los 344 análisis realizados en el campus de la NBA desde que los resultados se anunciaron por última vez el 20 de julio ha resultado positivo", señalan en un breve comunicado.

La NBA se reanuda el 30 de julio en la 'burbuja' de Orlando, con los partidos New Orleans Pelicans-Utah Jazz y Los Ángeles Lakers-Los Ángeles Clippers.

A cuatro meses y medio de su cierre por el coronavirus, la NBA regresa resguardada en el célebre parque de Disney World y decidida a coronar al campeón de la temporada más desafiante de su historia.

La competición se reanudará con un guiño a la caótica jornada del 11 de marzo, cuando se decretó la suspensión de la temporada tras el primer positivo de un jugador, Rudy Gobert. El pivote francés y sus Utah Jazz serán protagonistas del estreno en un duelo ante los New Orleans Pelicans del joven fenómeno Zion Williamson.

La reanudación culmina un plan meticulosamente diseñado por la NBA para volver a las pantallas de los aficionados y terminar la temporada protegida de la pandemia, que ya se ha cobrado alrededor de 150.000 vidas en Estados Unidos.

A diferencia de las Grandes Ligas de béisbol, que reanudaron los juegos en los estadios de las novenas y ya han tenido que suspender partidos por contagios, la NBA decidió concentrar a 22 equipos en una sede única: el extenso complejo deportivo de Disney World en Orlando (Florida), de más de 90 hectáreas.

En la llamada "burbuja", con una inversión de unos 150 millones de dólares, la NBA ha creado un microentorno con infinidad de reglas y restricciones para que el virus no alcance a los jugadores.