Deportes

Coronavirus: Escenarios deportivos se transforman en hospitales

Ecuador y Brasil son solo dos países que debido a la pandemia tuvieron que convertir lugares para la práctica deportiva en centros asistenciales.

Abel Jiménez
En el coliseo Abel Jiménez ya se instalaron las camas.ARCHIVO

En Guayaquil y Sao Paulo (Brasil), dos campos deportivos se convirtieron en hospitales. El coliseo Abel Jiménez Parra, ubicado en el Parque Samanes y donde se practica baloncesto, fue adecuado para instalar 250 camas que serán ocupadas por pacientes afectados por el coronavirus. 

La decisión la tomó la Gobernación del Guayas en coordinación con el Ministerio del Deporte, autoridades de salud de la provincia y la empresa privada que ayudó con camas y colchones. En el sitio podrán refugiarse aquellas personas que tengan el virus y deseen aislarse para no contagiar a sus allegados.

tenorio61-1200x800

Carlos Tenorio: "Siempre va a pesar el partido contra Inglaterra"

Leer más

Y en Sao Paulo, las autoridades sanitarias comenzaron a montar un hospital de campaña en el mítico estadio Pacaembú para tratar a las personas contagiadas por el covid-19, que ha dejado al menos 25 muertos y más de 1.500 casos confirmados en Brasil.

Brasill.jpg
Estructuras metálicas instaladas en el estadio Pacaembú para atender a los enfermos de coronavirus.Cortesía

Un grupo de obreros prosiguió este lunes, por segundo día consecutivo, con el montaje de estructuras metálicas sobre el césped del Pacaembú, donde será erguida una tienda de lona de 6.300 metros cuadrados.

En su interior serán colocadas alrededor de 200 camas para recibir a pacientes con de baja complejidad con el fin de que los más graves puedan recibir atención sin problemas en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) de la red pública.

El estadio, que iba a permanecer cerrado por los próximos dos años por obras de remodelación, fue una de las sedes del Mundial de fútbol de 1950, testigo de actuaciones de Edson Arantes do Nascimento, Pelé. Además, albergó los Juegos Panamericanos de 1963.

Otros clubes de fútbol, como el Corinthians y el Santos han ofrecido también sus instalaciones para garantizar la atención médica ante esta pandemia en caso de que sea necesario.

Asimismo, la Alcaldía de Sao Paulo anunció que construirá un hospital de campaña en el complejo Anhembi, un enorme centro de convenciones de más de 400.000 metros cuadrados, donde se encuentra el Sambódromo que albergará 1.800 camas destinadas para pacientes.

Sao Paulo, donde viven más de 46 millones de personas -el 22 % de la población brasileña-, es el estado más afectado por el coronavirus, con 22 de las 25 muertes registradas hasta el momento en el país.

Para contener el avance del virus, el gobierno regional decretó una cuarentena a partir de este martes y hasta el próximo 7 de abril, una decisión que ha sido duramente criticada por el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro.

Bolsonaro llegó incluso a llamar al gobernador de Sao Paulo, Joao Doria, de “lunático” por decretar el confinamiento en los más de 600 municipios del estado y le acusó de querer sacar rédito político con el coronavirus.