Conservar el rosa, la misión de Richard Carapaz

  Deportes

Conservar el rosa, la misión de Richard Carapaz

El ecuatoriano ingresó en la cuarta plaza la etapa 16 de la Corsa Rosa; Jai Hindley le descontó cuatro segundos.

Richard Carapaz a defender la maglia rosa
Richard Carapaz (c) vistiendo la maglia rosa de líder en la etapa 16 de la carrera.cortesía

La lucha por la maglia rosa no da tregua: Richard Carapaz se mantiene líder en la clasificación general, pero la ventaja con su escolta, Jai Hindley (Bora), se vio disminuida de 7 a 3 segundos al final de la décimo sexta etapa del Giro de Italia.

Richard Carapaz etapa 16 del Giro

Richard Carapaz mantiene la maglia rosa, pero le descuentan tiempo en la general

Leer más

Ayer se corrió la etapa reina de la Corsa Rosa, el trayecto se compuso de tres puertos de primera categoría: Crocedomini de 20 km al 7% de desnivel, Mortirolo y el Valico de Santa Cristina de 12, 5 km al 8,5%.

El escenario para que los capos brinden espectáculo estaba planteado y ellos respondieron al llamado. En el último ascenso del día el equipo Bahrain Victorious se colocó frente al lote principal para imponer un ritmo que seccione al grupo en favor de Mikel Landa.

A 9 km del final, Landa, Carapaz y Hindley se quedaron sin gregarios y dispuestos a un duelo entre los contendientes a la general. Así fue como poco a poco recortaron una diferencia de tres minutos a uno con la cabeza de carrera, además de soltar a Joao Alemida, que perdió 14 segundos.

A pesar del fuerte paso de los contendientes al trofeo Senza Fine , la etapa se quedó para uno de los fugados. Jan Hirt (Intermarché), en solitario, fue el primer pedalista en cruzar la línea de meta. Detrás de él llegó Thymen Arensman (DSM). Ellos fueron los únicos ciclistas que el grupo principal no pudo capturar.

Carapaz, Landa y Hindley, acompañados de Alejandro Valverde (Movistar), lucharon por el tercer puesto, que otorga cuatro segundos de bonificación. En un sprint, el australiano Hindley superó al tricolor para recortar diferencias.

En relación al trabajo que realizó el Bahrain para su líder Mikel Landa, ‘Richie’ comentó: “Ha estado bastante bien, él está muy interesado en entrar en el podio e intentar ganar el Giro. Eso ha hecho que ellos impongan un ritmo bastante fuerte y se rompa toda la carrera de cara al final. Ha sido importante porque (Joao) Almeida ha perdido segundos considerables”.

Carapaz pone la lupa en Landa y en Hindley, dos de sus rivales más fuertes. “Hemos visto que en el último puerto hemos sido los más fuertes, hemos estado ahí. Creo que este Giro está bastante reñido”.

La etapa de hoy traerá de nuevo alta montaña, que iniciará con el ascenso del Passo del Tonale y termina en Lavarone, con un total de 165 km de distancia.