Deportes

Condiciones antes que la huelga

Luis Muentes, titular de los árbitros, dijo que sí dirigirán en la cuarta fecha, pero arremetió contra Carlos Galarza y su nombramiento.

RUEDA DE PRENSA, ARBI (31365216)
Luis Muentes (c), presidente de la Asociación Ecuatoriana de Árbitros, dialoga con dos colegas suyos luego de expresar las inconformidades de su gremio.Miguel Canales

El aviso de una rueda de prensa por parte de Luis Muentes, presidente de la Asociación Ecuatoriana de Árbitros, iba acompañado de un posible anuncio de huelga por un motivo principal: la designación de Carlos Galarza, miembro del directorio de la Ecuafútbol, como presidente de la Comisión de Arbitraje.

La paralización no se dio, pero sí la queja del representante de los colegiados por la designación de una persona que no ha sido árbitro para esa comisión, además de que, según Muentes, Galarza respaldó una agresión a sus colegas en el 2016.

“Nosotros vamos a desconocer al señor Carlos Galarza como presidente de la Comisión Nacional de Árbitros. Para nosotros él no tiene, ni siquiera, la dignidad para estar al frente de los árbitros del país”, dijo el dirigente de los colegiados.

El señor Carlos Galarza cree que con ‘garrotiza’ puede mejorar el trabajo de los árbitros. A eso nos oponemos y lo rechazamos.

Luis Muentes, presidente de los árbitros

Muentes aseguró que no quieren ser manejados por un dirigente que respaldó la agresión que sufrió una terna arbitral, por parte de unos jugadores, en la provincia de Morona Santiago el pasado 26 de junio de 2016 en el partido entre Deportivo Juvenil y Juvenil Sevilla, en el campeonato provincial sub-25.

“Es una persona nefasta. Una persona que golpea a los árbitros no puede manejar la comisión de arbitraje. Hace algunos años los árbitros fuimos agredidos en Morona Santiago y el señor Galarza dijo que estaba bien hecho que les hayan pegado si pitaron mal”, manifestó Muentes.

Ante aquella acusación, el miembro de Ecuafútbol, Carlos Galarza, recalcó a Diario EXPRESO que Luis Muentes tendrá que comprobar con documentos la denuncia que hizo pública ayer en rueda de prensa. “Tendrá que demostrar todo lo que dijo. Tendrá que responder ante instancias legales porque es mentira”.

Esto se inventa el señor Muentes como siempre ha estado acostumbrado, porque no había nadie que le frene

Carlos Galarza, presidente de la comisión de arbitraje

Galarza aseguró que las declaraciones de Muentes son erróneas y que tiene los informes arbitrales de aquel partido, incluso, un video donde se ve que entra al campo de juego para ayudar a la terna arbitral que estaba siendo agredida.

“Yo nunca emití ni hice ninguna agresión. Yo le dije (a Muentes) que si él me comprueba con documentos todo lo que dice yo renuncio a la comisión de arbitraje y si no lo hace que haga lo propio, que renuncie porque es fácil hablar. Yo sí puedo comprobar todo lo que digo”, dijo Galarza.

El directivo de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) también expresó que el estatuto de la entidad no obliga a que un exárbitro lidere esa comisión, pero Muentes podría cambiar aquello bajo los caminos correspondientes.

Finalmente, el titular del gremio arbitral también mostró su satisfacción porque tras su diálogo con Francisco Egas, presidente de la FEF, este le expresó que vendrán inspectores Conmebol a analizar el problema para dar soluciones, además de analizar las vías para cancelar el millón de dólares que se les adeuda.

“No influirá en el arbitraje”

Luis Muentes, luego de anunciar que los árbitros no se irán a la huelga pese a su insatisfacción con la designación de Carlos Galarza, manifestó que actuarán el fin de semana en los partidos programados por la LigaPro, pero bajo protesta.

El director de arbitraje de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), Omar Ponce, explicó que el término ‘arbitrar bajo protesta’ lo utilizan para identificarse con la problemática.

Además, recalcó que aquel refrán no va a influir en el trabajo de los árbitros. “Los árbitros están cien por ciento listos para dirigir. Esto no va a influir para nada en su trabajo porque están preparados”.

“Los árbitros nos sentimos desatendidos, hay una deuda de más de un millón de dólares, hemos abierto el diálogo y ante el compromiso de la FEF de atender nuestros pedidos, dirigiremos en esta jornada”, expresó Muentes tras confirmar que sí pitarán en la cuarta fecha del torneo.