Deportes

Carlos Alberto Juárez: "Omar Quintana era un loco lindo"

El Cuqui, exdelantero de Emelec, recordó cuando discutió con el exdirectivo azul por un celular. Luego fueron grandes amigos.

Cuqui.jpg
Carlos Alberto Juárez discutió en su época de jugador con Quintana, luego cultivaron una linda amistad. Archivo

Carlos Alberto Juárez, exdelantero de Emelec, cuenta que los primeros años tuvo una relación conflictiva con Omar Quintana, dirigente azul fallecido el 3 de abril, sin embargo con el paso del tiempo se hicieron amigos.

"En mi primera época como jugador de Emelec no conocía a Quintana, ahí no podíamos no  hablar dos palabras porque terminábamos siempre discutiendo, ya con el pasar de los años nos hicimos amigos, ya le decía que 'bueno Omar tiene razón'. Me decía que yo era el bravo" recuerda el Cuqui.

En una ocasión, El Caballero del Deporte, como también se lo conocía a Quintana, tuvo un altercado con Juárez debido al uso de un celular en una de las jornadas de concentración. 

Quintana.jpg

Juan Triviño: "Vivimos algunas anécdotas en Emelec con Omar Quintana"

Leer más

"Fue en el 1997, concentrábamos en el Capwell concentraba con Ariel (Graziani) eran como las 11 de la noche, golpeó y se metió. Estaba hablando por teléfono con mi señora y Ariel también. Pero yo seguía hablando y Ariel, bota el teléfono debajo de la sábana". 

Jamil.jpg
Año 2001. Carlos Alberto Juárez, Jamil Mahuad, presidente de Ecuador en ese entonces, y Omar Quintana, cuando el Cuqui recibió la nacionalidad ecuatoriana.Archivo

Quintana, según Juárez, le dice: "Carlitos corta, a los 30 segundos Carlitos corta, yo ya iba a cortar, y a la tercera que me dijo yo tenía el celular enganchado, me arrancó el cargador y empezó a gritar e insultar, corté el teléfono, se fue con el cargador y lo reventó contra la pared", recuerda el exfutbolista argentino nacionalizado ecuatoriano.

"Yo le dije que me voy y que estaba loco. Después no me dejaba salir del estadio, y hasta me amenazó diciendo que me traía cinco guardaespaldas que te rompan las piernas, y le respondí que los traiga pero que uno por uno. Le dije que estaba loco porque me reventó el cargador, Graziani ni salía estaba escondido", expresa el Cuqui.

"Ya luego nos calmamos y me mandó a regalar un nuevo cargador, la verdad es que era un loco lindo", señaló Juárez al recordar lo que fue su paso por Emelec con Quintana en la dirigencia.