Deportes

Raúl Cárdenas quiere hacer ‘revivir’ el baloncesto en Ecuador

El basquetbolista ecuatoriano, de 37 años, recordó su paso por Estados Unidos, Alemania e Italia. Tiene como meta fomentar el baloncesto en el país.

Raúl Cárdenas
Raúl Cárdenas tiene en su familia un constante apoyo.Cortesía

En los últimos años Raúl Cárdenas ha sido, sin duda, uno de los máximos referentes del baloncesto ecuatoriano. Desde 2003, el guayaquileño ha ondeado la bandera nacional en el exterior, debido a que en dicho año llegó a Estados Unidos para jugar en varias universidades de ese país. Desde ese entonces, el deportista ha regresado a Ecuador solo en casos puntuales: para reforzar a varios elencos nacionales, visitar a la familia y sentar las bases de la Fundación Raúl Cárdenas.

Su búsqueda incansable de superación y amor por este deporte no solo le dieron la oportunidad de jugar en suelo norteamericano, sino que también se dio el lujo de fichar por clubes de Alemania e Italia.

Castillo

Segundo Castillo se pone vestido y peluca para grabar un video con su familia en la cuarentena

Leer más

En este último país, el atleta tricolor se encuentra radicado desde hace más de 12 años. Allí formó una familia y hasta antes de la emergencia por el coronavirus se recuperaba de una lesión en su rodilla derecha y analizaba algunas ofertas para volver a las canchas.

Desde su hogar, ubicado en la pequeña ciudad de Gubbio (35.000 habitantes), a casi tres horas de la capital italiana, Roma, Cárdenas recordó cómo fueron sus inicios en el baloncesto, habló de lo que se necesita para fomentar este deporte en el país, de cómo ha pasado durante la emergencia y sobre la Fundación que preside.

¿Cómo ha sido su vida desde que salió del país?

De muchas aventuras, satisfacciones, logros, éxitos y derrotas. Gracias a Dios, a lo largo de estos años, desde que me fui del país en 2003, tuve la oportunidad de alcanzar mis metas académicas y deportivas.

Carde
Raúl Cárdenas con el quinteto de la Espol, uno de los equipos que defendió en suelo ecuatoriano.Archivo

¿De qué forma se dio su salida al exterior?

Desde los 18 años busqué jugar afuera. En el país lo había ganado todo y buscaba dar otro salto. Por ello empecé a ver la forma de obtener una beca universitaria. Me grababa los videos y a cada jugador de Estados Unidos que llegaba al país le daba una copia para que me ayudaran. Pero cuando tenía 20 años llegó la oportunidad, ya que por medio de un tío que vive allá, me aceptaron en una universidad de Orlando.

¿Se hizo difícil su adaptación?

La verdad que no, porque siempre me han gustado los retos y eso me ha llevado a exigirme al máximo. Obviamente al estar allá me topé con muy buenos jugadores y me tocó entrenar más para destacar. Incluso allá me decían ‘abuelo’, debido a que estaba rodeado de chicos que no pasaban los 19 años.

ismael rescalvo

Ismael Rescalvo: "Las distancias con el fútbol de Europa se acortan"

Leer más

¿Eso era lo que buscaba?

Mi principal objetivo cuando llegué a Estados Unidos era jugar en la NBA. Soñaba con eso, pero lastimosamente no conté con un agente o no llamé mucho la atención de algún club. Así que cuando me gradué (Administración de Negocios) en la universidad de Alabama busqué jugar en Europa.

¿Cómo le fue en Europa?

Muy bien. Primero me fui a Alemania y luego a Italia. La ventaja que hay allá es que en la mayoría de países, además de tener una la liga profesional, existen otras (B-C), que son igual de importantes, con clubes que tienen sus propios coliseos, amplia infraestructura, entre otros beneficios.

¿Cuándo estaba allá venía muy poco al país?

Sí, solo regresaba por unos meses, para jugar en varios clubes de la Liga Nacional de Baloncesto. Eso lo hice desde el 2011 al 2018. Jugué en clubes como Espol, Mavort, Importadora Alvarado, CKT y Barcelona.

¿Si se quedaba en el país hubiera podido jugar en el exterior?

Lamentablemente no. Si me quedaba en Ecuador me hubiera estancado en el amateurismo. En nuestro país ni siquiera se puede organizar un torneo anual.

¿Eso le causa frustración?

Antes me llenaba de coraje, pero ahora a mis 37 años (cumplirá 38 en octubre) creo que he madurado mucho y veo las cosas desde otro punto de vista. Por ello me he enfocado en poner mi ‘granito de arena’ para fomentar el deporte en el país.

Carla

Carla Heredia estaba lista para la Olimpiada de Ajedrez en Rusia

Leer más

¿De qué forma busca masificar el baloncesto en Ecuador?

Desde hace varios años tenía la idea de crear la Fundación Raúl Cárdenas. Afortunadamente el año anterior se cristalizó y venimos trabajando con cientos de chicos. Creo que esta es la vía de fomentar el amor por este deporte, pues en el país existen grandes talentos, con proyección internacional, pero lamentablemente muy pocos llegan a ser profesionales.

¿Cómo nació la idea de crear su Fundación?

Siempre me ha gustado retribuir. Me siento afortunado de haber jugado en el exterior y desde que estaba allá me propuse que de alguna forma debía ayudar a que se formen más jugadores en el país y de que tengan las mismas oportunidades que tuve.

¿Está convencido de que el baloncesto progresará en Ecuador?

Espero que sí. Eso lo veremos en unos cuántos años, pero como decía antes, ya no me quejo de lo que falta por hacer, sino que he emprendido el camino, para que en un futuro más personas practiquen esta actividad. Afortunadamente existen otras fundaciones como la de Caballito Zeballos, que es otra que tiene el mismo objetivo nuestro.

¿Actualmente se encontraba jugando?

No. En 2018 fui al país para reforzar a Barcelona, sufrí una fuerte lesión en la rodilla y desde ahí no he vuelto a jugar. Desde el año anterior inicié mi recuperación y esta temporada esperaba volver, pero con esta paralización creo que no lo podré hacer.

¿Cómo está pasando con su familia esta pandemia?

Nosotros acá nos hemos tomado muy en serio las disposiciones del Gobierno. Esto no es un chiste, muchas personas se han muerto por coronavirus. Junto a mi esposa y mi hijo llevamos dos meses sin salir de la casa.

¿Piensa regresar a jugar?

Las ganas no me faltan, pero creo que ya no. Ahora me gustaría seguir enfocado en la formación de jugadores.