Deportes

Una campeona forjada en casa

La falta de apoyo al ciclismo que hay en el país obligó a la familia de la riobambeña Miryam Núñez, a trabajar muy duro para hacer realidad su sueño

ciclismo-miryam-nuñez
Miryam Núñez cerró en Colombia un espectacular fin de semana para el ciclismo ecuatoriano.Cortesía

La felicidad se le desborda por los poros a la familia Núñez Padilla; su Miryam es la campeona de la Vuelta a Colombia, y todo Ecuador se ha volcado a celebrarla.

LigaPro-futbol

Hinchas de Liga de Portoviejo reclaman por la goleada

Leer más

A pesar de la euforia y el orgullo que sienten, el trabajo diario no puede parar. Desde muy temprano don Juan, el padre de la deportista, acude al estadio “Fernando Guerrero” de Riobamba. En el momento de abordarlo maneja una máquina con la que da mantenimiento a la cancha. “Estamos felices, muy orgullosos, pero discúlpeme estoy trabajando. Vamos a ponernos de acuerdo con la familia para ver cómo festejamos”, advierte mientras continúa con su labor.

ciclismo-miryam-nuñez
Juan Núñez, el padre de la ciclista, recibió un reconocimiento en su nombre.Cortesía

María Padilla, la madre de Miryam, también acudía hasta su puesto de trabajo en el parque Guayaquil, junto con el último de sus hijos y se disponía a armar una carpa. “Tengo una felicidad y un orgullo que no me caben en el pecho. Sé cuánto le ha costado llegar hasta donde está”, señaló.

Desde que estaba en la categoría infantil, Miryam mostró ser disciplinada. Nunca faltó a las prácticas y lo que logró es fruto de su esfuerzo.

David Tapia, amigo de la campeona.

María recuerda que, al principio, les dio mucho miedo que su única hija mujer, que tenía apenas 13 años, practicara este deporte. “Mi primer hijo hacía ciclismo. Él era muy bueno también, pero hace varios años se retiró. Su entrenador nos convenció de que le dejáramos a la mujercita, lo hicimos aunque con el miedo que le pase algo malo. Al principio hacía de todo para acompañarle, viendo que era seguro ya me quedé más tranquila”, reveló la mujer entre risas.

Siempre con su esposo la apoyaron en todo. “Cuando comenzó a destacar llegaron algunas ayudas, pero es difícil, sobre todo para el ciclismo femenino”, añadió.

En esto coincide Freddy, el hermano menor de Miryam. Desde muy pequeño veía a sus hermanos en el deporte que aman y está muy agradecido de los padres que les tocó. “He visto sacrificarse tanto a mis papás, gracias a ellos nosotros estamos aquí, y también gracias a Jorge Mosquera, que era entrenador en ese tiempo de la Federación, él vio el potencial de ella”, manifestó.

ciclismo-miryam-nuñez
María Padilla, la mamá de Miryam, alquila botes en Riobamba.Cortesía

La última vez que habló con ella fue cuando se despidió para ir a Colombia. “Ñaño, tengo que ganar siquiera una Vuelta, eso te lo aseguro”, le dijo. Ahora retorna campeona.

Sus compañeras de ciclismo reconocen en Miryam a una mujer luchadora y humilde. “Ella es muy amable, muy educada, siempre dispuesta a colaborar”, aseveró Maritza Vásquez, parte del colectivo Warmis en Bici, al que también acude la campeona.

Patricio Delgado, técnico de bicicletas, recuerda a Miryam desde muy pequeña y reconoce que llegó lejos gracias al apoyo de sus padres. “Ellos siempre se sacrificaron , le apoyaron, es de admirar”, acotó; incluso reveló que años atrás casi deja el ciclismo por falta de apoyo.

Su familia está coordinando para estar en el aeropuerto a su arribo. “Queremos recibirle, vamos a ver cuántos alcanzamos a irnos”, exclamó María, además quieren hacerle una pequeña reunión cuando visite Riobamba, porque por sus entrenamientos Miryam fijó su residencia en Quito.

Ella me dijo: “sí, voy a Riobamba mamá. Estoy muy orgullosa de ustedes”, concluyó la progenitora.