Deportes

Box, necesidad y pandemia

El campeón nacional de peso superligero, Alexander Espinoza, subastará su cinturón para ayudar a su familia a volver a casa y alimentar a su comunidad

aespinoza
Alexander Espinoza nació en la provincia de Imbabura pero reside en el norte de Quito.GUSTAVO GUAMAN

La familia del boxeador ecuatoriano Alexander Espinoza subsiste del trabajo casual y, ante la pandemia por el coronavirus, es una de las tantas que se han visto afectadas por la falta de empleo.

Es por eso que el vigente campeón nacional en la categoría de peso superligero pondrá a la venta algunos de sus tesoros deportivos para ayudar, además, a sus vecinos del Comité del Pueblo (norte de Quito).

Oriundos de la provincia de Imbabura, los Espinoza han luchado contra la pobreza desde que el pugilista recuerda. Su mamá, Esther, trabaja limpiando casas en contratos casuales. Ella vive con su hija, Michel, hermana del deportista. Poco antes de que se desate la pandemia en el país, Michel estaba buscando un empleo, también en la rama de la limpieza de hogares. Con ellas dos vive el esposo de la joven, Jonathan, cuyo ingreso proviene de las propinas que recibe por cantar en el transporte público.

La crisis golpeó de tal manera a esta familia, que no pagó la renta de marzo y, por ello, fueron desalojados de su casa. Esther se mudó con Alexander, por lo pronto, mientras que Michel y Jonathan se fueron donde la familia de él, hasta resolver el pago de 100 dólares correspondiente al arriendo de marzo, además de 26 dólares de la cuota del agua.

Independiente - Sudamericana 01

Técnico Universitario pedirá la pérdida de categoría para Independiente del Valle

Leer más

“Fuimos a la policía porque el mismo presidente dijo que era prohibido desalojar a la gente por no tener para la renta. Nos dijeron que esa era cuestión de la dueña de casa. Que podíamos hacer un proceso en Intendencia, pero con la cosa como está es mejor no estar saliendo a hacer trámites”, comentó el campeón.

Lo ocurrido con su familia dio un ‘golpe de realidad’ a Espinoza, quien registra 16 peleas, de las cuales 14 son victorias, tiene una derrota y un empate. Se dio cuenta de que esta situación afecta a mucha gente de su comunidad.

Desprendiéndose de sus tesoros que tienen más valor sentimental que económico para él, subastará el cinturón de campeón nacional, que ganó el 13 de diciembre de 2019 tras derrotar por decisión unánime en 10 asaltos a Edwin Bennett

También sacará a la venta el par de guantes con el que ganó ese combate. Ambos artículos serán autografiados por él. “Desprenderse de las cosas materiales es a veces muy difícil. Esas cosas tienen mucho valor para mí, por todo lo que representan y por todo el trabajo que esconden detrás”.

La situación de Espinoza tampoco es sencilla. Trabaja como guardaespaldas de uno de los auspiciantes de la empresa de boxeo que lo representa pero, a causa de la emergencia, lleva más de un mes sin laborar y por ende, más de un mes sin cobrar un salario.

“En el sector donde vivo tengo pocos amigos. Es un área peligrosa, así que es mejor no salir mucho de casa. Pero de la gente que conozco, la mayoría sobrevive de la venta ambulante. Hacen trabajos casuales en casas. Por eso es necesario ayudar porque todos nos encontramos en una situación similar”.

El cinturón tendrá un costo base de 300 dólares y los guantes 100 dólares cada uno. De allí, la gente podrá aumentar la puja para quedarse con los artículos deportivos.

La subasta está prevista para el 10 de mayo y se realizará en las redes sociales de Espinoza y de la empresa que maneja su carrera, CapitalBox.

"De ese dinero voy a sacar para comprar kits de alimentos para las personas de mi comunidad que se quedaron sin empleo y sin ingresos. También para pagar esa renta pendiente y que mi familia pueda volver a casa”, manifestó.