Barcelona y Real Madrid en un duelo atípico

  Deportes

Barcelona y Real Madrid en un duelo atípico

Los equipos españoles disputan este miércoles a las 13:00 de Ecuador el clásico que definirá al líder del torneo.

Barcelona
El Barcelona de España hizo el último entrenamiento en el campo previo al clásico.EFE

Por primera vez las cuestiones deportivas quedan al margen en la previa del partido de los partidos, el clásico entre Barça y Real Madrid, el encuentro que bate todos los récords con una audiencia potencial mundial de 650 millones de espectadores en 180 países, vivirá pendiente de una protesta social que ha cambiado el paso a todos los actores.

El partido ya ha vivido un cambio de fecha —se debía jugar el 26 de octubre— después de los incidentes registrados en Barcelona tras conocerse la sentencia del juicio del procés y la convocatoria de una acción reivindicativa por parte de la plataforma Tsunami Democràtic.

Pero casi dos meses después, el escenario prácticamente es el mismo. Tsunami ha convocado a la ciudadanía a una concentración en cuatro puntos cercanos al Camp Nou a partir de las 16:00 y el dispositivo de seguridad, ya de por si complejo, ha aumentado en dificultad. Tanto, que ambos equipos y los árbitros comparten hotel —a unos 600 metros del Camp Nou— y saldrán escoltados hasta el estadio unas dos horas antes del inicio del choque.

Las intenciones de los promotores de la protesta es visualizar el conflicto existente entre Cataluña y España en el escenario más grande posible, un público potencial de 650 millones de espectadores, aunque siempre han insistido que su objetivo no es "ni bloquear ni suspender" el clásico.

En lo deportivo, los dos equipos se juegan el liderato, andan empatados a puntos, y aunque el fútbol de ninguno de los dos tiene la continuidad deseable, Barcelona y Real Madrid están dispuestos a sacar adelante el partido para empezar a crecer a partir de una victoria.

Ernesto Valverde no debería tener muchas dudas en su alineación. Con todos los futbolistas disponibles, la única variación estribaría en la alineación de Sergi Roberto como lateral o como mediocampista. En el primero de los casos, la alineación sería la que la mayoría de los seguidores culés tienen en la cabeza; en el segundo, Semedo sería el lateral diestro e Iván Rakitic quien se quedaría fuera del once, pero esta última opción parece más complicada.

Ya en el caso del Real Madrid llega con la cruz de no haber recuperado a ninguno de sus lesionados, con el colombiano James Rodríguez haciendo trabajo de campo pero aún en solitario, y la ausencia de los malogrados Marcelo, Eden Hazard, Marco Asensio y Lucas Vázquez.