Barcelona gana en la cancha, no en la taquilla

  Deportes

Barcelona gana en la cancha, no en la taquilla

Incluso boletos más baratos que en la Noche Amarilla, el hincha no respondió para el partido copero ante Libertad.

Foto de Sistema Grana (31092761)
En el partido Barcelona vs. Progreso hubo muchos asientos vacíos en el estadio Monumental.Gerardo Menoscal

Hace una semana, con motivo de la Noche Amarilla, aproximadamente 50.000 espectadores acompañaron a Barcelona en el evento que tenía como principal atracción la presencia del italiano Alessandro Del Piero, en un choque amistoso. El 29 de enero, ya por Copa Libertadores, poco más de 20.000 personas estuvieron en el escenario con entradas mucho más baratas.

GERM2694.JPG(31086312)

Barcelona consigue su pase a segunda ronda

Leer más

El fenómeno se viene repitiendo en los últimos años. El denominado equipo más popular del país no es capaz de convocar a su enorme legión de seguidores, que luce selectiva y no aporta en las arcas de un club que está atravesando uno de sus períodos más difíciles en la parte económica.

Se podrá argumentar que el horario, la fecha o la situación climática aleja a la gente, pero una vez más quedó demostrado que el barcelonista promedio se ha convertido en una especie de hincha de televisión o de redes sociales.

En contraste, los dirigidos por Fabián Bustos están respondiendo y con su clasificación a la segunda fase de la Libertadores aseguraron un ingreso de 500.000 dólares, el premio que da la Conmebol, y que se suman a los 350.000 de la serie ante Progreso.

Con un déficit que ya bordea los 50’000.000 de dólares, el apoyo del hincha en la taquilla es indispensable.

Diferencia en los ingresos

El reporte de taquilla de la Noche Amarilla señala un ingreso aproximado a los 500.000 dólares, donde la entrada más barata era de 15 dólares.

Ante Progreso, el boleto a la misma localidad tenía un costo de 5 dólares, arrojando una recaudación de 159.000 dólares, correspondiente a la venta de 24.000 entradas, una diferencia muy grande para un club que necesita de ingresos económicos.