Deportes

Arjen Robben reconoce que deberá hablar con su esposa para seguir con su carrera

El futbolista holandés volvió a la canchas con el Groningen, pero dio un detalle importante sobre su futuro.

Arjen-Robben
Arjen Robben jugó algunos minutos en el choque del Groningen contra por la liga holandesa.EFE

El futbolista del Groningen ed Holanda, Arjen Robben, quien este domingo 11 de abril entró en la segunda mitad del partido de la Eredivisie contra el Heerenveen tras pasar casi seis meses lesionado, afirmó que nunca se rinde.

Gabigol-Flamengo

Flamengo derrota al Palmeiras y es bicampeón de la Supercopa brasileña

Leer más

“He llegado a pensar si tiene sentido seguir jugando, pero algo dentro de mí me dice que rendirme no está en mi diccionario”, señaló a la cadena ESPN. “He recorrido un largo camino, no sé si alguna vez he experimentado una rehabilitación tan difícil en mi carrera”, añadió Robben, quien definió su participación en el encuentro como “una recompensa”.

El jugador de 37 años entró en el minuto 78 del Groningen-Heerenveen, poco después de que los visitantes se adelantaran en el marcador, y, aunque estuvo a punto de marcar un gol en el tiempo añadido, no pudo evitar la derrota de su equipo, ya que Tibor Halilovic marcó el definitivo 0-2.

A pesar del mal resultado, Robben dijo que está contento con su regreso. “Es un placer cuando estoy en el campo con los compañeros”, indicó, y agradeció también el apoyo de los seguidores del Groningen “a través de cartas, correos electrónicos y palabras bonitas”.

EMELEC & LIGA DE QUITO

Ismael Rescalvo resaltó a Liga de Quito y dijo que el empate fue justo

Leer más

Respecto a la posibilidad de renovar su contrato un año más, tal y como le ha planteado la directiva del club, fue prudente.

“No sé si mi esposa estará de acuerdo. Primero quiero ver cómo va durante las próximas semanas”, dijo en referencia a los problemas en los gemelos que lo han mantenido fuera de los terrenos de juego la mayor parte de la temporada.

Robben colgó las botas en julio de 2019, cuando militaba en el Bayern Múnich, pero sorprendió al mundo del balompié al anunciar su regreso un año más tarde fichando por el Groningen, el modesto equipo de la primera división neerlandesa en el que se formó.