Deportes

Andrés Montaño y un cambio necesario para el objetivo Olímpico

El bicampeón ecuatoriano de Juegos Panamericanos pasa de los 60 kg a los 67 para buscar su segundo boleto a la cita de Tokio este año.

Andrés Montaño lucha Ecuador
Andrés (c) junto a parte de los luchadores mexicanos con los que entrena, entre ellos hay campeones y subcampeones de Juegos Panamericanos.Cortesía

La última vez que Andrés Montaño entró a la colchoneta fue en marzo del año pasado en el Torneo Clasificatorio de Lucha, que se desarrolló en Canadá. Ahí el tricolor competía en la categoría 60 kg con un rival de menor ranking y fue eliminado. Esa señal varió los planes.

El ecuatoriano, bicampeón de Juegos Panamericanos (2015 y 2019), manifestó que tenía la responsabilidad de sellar su segunda participación consecutiva a unos Juegos Olímpicos y que no iba a dejar espacio para la duda; hoy hace efectiva esa promesa y su cambio a los 67 kilogramos de la lucha grecorromana.

Desde Guadalajara, México, el esmeraldeño de 30 años ya trazó la hoja de ruta con la que pretende llegar a Tokio: conquistar el podio por segundo año consecutivo en el Ranking Series Matteo Pellicone que se desarrollará del 4 al 7 de marzo en Roma, Italia.

“Estoy entrenando junto a Dichter Toro, quien llegó conmigo a la final de los Juegos Panamericanos (Lima 2019) y obtuvo la medalla de plata, así como con compañeros de México que tienen gran nivel. Esto me ayuda a mejorar mi técnica para los torneos de esta temporada que comienzan en Roma”, manifestó el luchador desde suelo azteca.

Andrés Montaño lucha Ecuador
El esmeraldeño de 30 años se consagró en Lima 2019 bicampeón de Juegos Panamericanos. Antes lo hizo en 2015.Archivo

Montaño cumple su concentración bajo el mando de Manuel Rubio, quien ha sido su adiestrador desde hace un año, pero reconoce lo difícil que es separarse nuevamente de su familia. Pese a ello, su pasión por el deporte y el ejemplo que busca darle a sus hijos, lo impulsan a regresar con más fuerza.

“Es duro alejarse de la familia, de mis tres hijos. La pandemia nos dio la oportunidad de compartir y disfrutar mucho más de quienes amamos. Ahora tengo que acostumbrarme otra vez, porque esto es lo que me gusta, lo que quiero hacer y voy a darle para adelante para conseguir la clasificación a Tokio”, enfatizó el deportista de 30 años de edad.

Luego de su regreso de Centroamérica, el calendario de competencias llevará a Andrés hasta Sofía, Bulgaria, donde participará en el evento clasificatorio hacia los Juegos Olímpicos.

Pero la preparación de Montaño no es la única entre los luchadores ecuatorianos. Como él, el equipo de élite se encuentra trabajando desde diferentes flancos por el mismo objetivo.

Luisa Valverde, actualmente la mejor exponente de lucha olímpica y cuarta en el ranking mundial de la categoría 53 kg, trabajaba hasta hace pocas semanas en Portoviejo.

Y es que por sus logros entre 2019 y 2020 en la serie para el Ranking de Italia, el Panamericano de Argentina, su séptimo lugar en el Mundial de Kazajistán ese mismo año y el oro en el Panamericano en Ottawa, la atleta tiene grandes expectativas para Tokio; de ahí que su paso más inmediato era viajar a Rusia junto a su actual entrenador, el cubano César Carracedo, y su compañera de equipo Génesis Reasco, para participar en un concentrado entre el 7 y 28 de este mes.

Luego ambas se iban a encontrar con Montaño en Italia en el torneo Matteo Pellicone (4-7 marzo) y posteriormente en Bulgaria, donde esperan cerrar la clasificación para Tokio.