Álex Quiñónez, una “confusión” que enluta y parte en dos al deporte local

  Deportes

Álex Quiñónez, una “confusión” que enluta y parte en dos al deporte local

En pleno estado de excepción apagan la voz del mejor velocista de la historia del país. El atleta sería una víctima colateral, pues según la Policía a quien querían matar era a otro

Álex Quiñónez muerte sicarios
Allegados y familiares lloraron a Álex por algunas horas en las calles Sedalana entre Carchi y Tulcán, al sur de Guayaquil.Amelia Andrade / Expreso

Ni la velocidad que había convertido a Álex Quiñónez en un atleta olímpico y representante de Ecuador en campeonatos internacionales le sirvió en el momento en que fue interceptado por cuatro hombres. Pues, por más que intentó correr para esquivar los balazos, nueve de ellos entraron en su cuerpo y causaron su muerte.

Quiñónez, de 32 años, velocista activo, quien representó al país en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 donde se ubicó como el séptimo hombre más veloz del mundo y que el año pasado obtuvo el primer y único metal tricolor en un Mundial (bronce), fue asesinado a las 21:00 del viernes 22 de octubre en la manzana 431 de la cooperativa Colinas de la Florida, en el noroeste de Guayaquil.

Al momento del crimen, a menos de un metro de distancia del velocista se encontraba el cantante de música urbana Christopher Jojairo Arcalla Ramírez, de 23 años, quien también fue asesinado.

De acuerdo a la información proporcionada por la Policía a este Diario, a la persona que presuntamente buscaban los criminales, quienes llegaron en un carro Kia Sportage blanco, era Arcalla Ramírez.

Álex Quiñónez

Guillermo Lasso: "Quienes arrebatan la vida de los ecuatorianos no quedarán impunes"

Leer más

Vianka Castillo, actual pareja del deportista y con quien mantenía una relación sentimental de un año y cuatro meses, mencionó que minutos antes de su asesinato, Álex salió para comprar una salchipapa y una hamburguesa.

“Me dijo que tenía ganas de una hamburguesa y que ya volvía. Cuando me dieron la noticia salí corriendo, pero él ya estaba muerto, tirado en el piso. Mi papá estaba junto a él cuando le dispararon y logró correr, pero Álex no pudo”, mencionó llorando la joven.

Con tristeza, Castillo recordó las últimas palabras de su amado antes de salir de casa. “Solo me dijo: ‘Mi amor, ya regreso, voy a comprar, espérame ya vengo’, pero no regresó más”.

En cuanto a la relación de amistad que habría existido entre Álex y Christopher, dijo que ellos se conocían porque desde hace dos meses vivían en el mismo barrio, “pero no era amigo de mi esposo, solo se saludaban de hola y chao”, agregó.

Roberto Juan Quiñónez, tío del atleta, recordó al menor de los dos hijos de su hermana como un joven soñador, obediente y solidario, y que desde que era pequeño soñaba con ser deportista.

“Nació en Esmeraldas, pero de niño vivió en Guayaquil por muchos años. Un día me dijo ‘tío, ¿me hago atleta o futbolista?’. Recuerdo que un día no tenía para zapatos y entre todos le recogimos”, manifestó el familiar, quien ejerce de sacerdote en una clínica manabita. Hoy ni el velocista, ni el familiar, ni el amigo están más. La delincuencia cobró una nueva víctima que el deporte llora amargamente.

Álex Quiñónez muerte sicarios
Familiares del deportista se mostraron afectados por el deceso mientras esperaban afuera de la morgue.Amelia Andrade / Expreso

EL REPORTE POLICIAL DICE QUE LE DESCARGARON 9 TIROS

El cuerpo de Álex Quiñónez presentó 17 orificios de proyectil, 9 de entradas y ocho de salida.

Del vehículo en que llegaron los asesinos se bajaron cuatro sujetos, uno de ellos de tez trigueña.

Un informe de la Policía al que tuvo acceso este Diario indica que de acuerdo a versiones de personas que no quisieron identificarse, Álex Quiñónez vivió en Esmeraldas en un sector dominado por la banda criminal Los Tiguerones.

El velocista Álex Quiñónez formó parte del equipo de atletismo del Barcelona español.

El Barcelona de España lamenta la muerte de Álex Quiñónez

Leer más

PARA SABER

Velación

Durante dos horas los restos del velocista fueron velados ayer en la casa de sus familiares en las calles Sedalana, entre Carchi y Tulcán. Después su cuerpo fue llevado a Esmeraldas, donde será sepultado hoy a las 17:00.

Capilla ardiente

El Ministerio del Deporte anunció que en el estadio Folke Anderson de Esmeraldas, se levantará hoy, desde las 14:00, una capilla ardiente. Según la logística, el cuerpo iba a llegar anoche hasta el control de San Mateo, donde sus familiares lo iban a recibir para llevarlo al barrio La Guacharaca, donde creció e iba a estar hasta el homenaje.

Hijos

Álex tenía 3 hijos, el mayor de 9 años y dos niñas de 6 y 2.