Deportes

Aires de ‘normalidad’, pero con la amenaza latente

Diferentes torneos como la NBA, Grandes Ligas, Fórmula 1, entre otras, cumplieron un mes tras el reinicio de actividades con más temor que expectativa

Milwaukee Bucks Rockets
Temporada. Los Bucks de Milwaukee y los Rockts de Houston jugaron este fin de semana. El primero del reinicio de la NBA.EFE

Del duro golpe que recibió el deporte en marzo a consecuencia del avance del coronavirus en América, la ‘nueva normalidad’ pareció imponerse en julio con la tímida vuelta del fútbol a México y Paraguay, y ‘minitemporadas’ para reactivar el béisbol, el baloncesto y la Fórmula 1.

Si bien el mes que ya arrancó tiene algunas agendas previstas, no deja de ser menos cierto que todo avanza con temor. En Estados Unidos, casi un centenar de deportistas optaron por renunciar a la temporada por haber contraído COVID-19, temer a contagiarse o poner en riesgo a sus familias.

El béisbol de las Grandes Ligas (MLB), por ejemplo, se perfilaba como el torneo que devolvería la confianza a Estados Unidos al ser la primera en la vuelta a la acción, pero no fue así. Iniciaron el 1 de julio los entrenamientos de una temporada mermada a 60 juegos más ‘playoffs’, y el 24 arrancaron los partidos oficiales, con tan mala suerte que cuatro días más tarde se anunciaron, al menos, 17 positivos de COVID-19 en las filas de los Marlins de Miami, una noticia que tiene en vilo al resto de equipos, pues cumplen una serie de preparación que ha desatado una ola de juegos suspendidos. Hoy las voces están divididas: continuar o cancelar todo.

5.572 días

después de retirarse, el boxeador Mike Tyson alista este 12 de septiembre su regreso ante Roy Jones Jr en una exhibición.

Si eso pasa en el béisbol, el baloncesto no está alejado de eso. La NBA arrancó ya la maltrecha temporada el 30 de julio en una ‘Burbuja’, el campus Walt Disney World Resort, en Orlando. Esperan llegar en 47 idiomas a 215 países. La idea es no sufrir la pérdida de casi 2.000 millones de dólares en un torneo que genera alrededor de 8.000 millones anuales.

Desde el miércoles pasado los 22 equipos involucrados empezaron los partidos oficiales. Tendrán que jugar 8 cotejos hasta el 14 de agosto. La fase de clasificación reunirá a 89 jugadores de 34 países. La primera ronda de los ‘playoffs’ tiene previsto comenzar el 17 de agosto.

Hockey. 

La liga sobre hielo de Estados Unidos se disputa desde el 1 de agosto en dos sedes canadienses, las de Toronto y Edmonton.

La Fórmula 1 es otra que va contra viento y marea. Se subió a los monoplazas hace dos semanas en Hungría y no miró para atrás. Disputa dos Grandes Premios en un mismo trazado a semanas seguidas y con un intervalo de descanso de ocho días. De las 3 que ya se corrieron (2 en Hungría y 1 en Silverstone) Lewis Hamilton las ha ganado todas imponiendo su poderío de campeón mundial del año pasado. El golpe de realidad lo dio el mexicano Checo Pérez, quien el viernes pasado fue el primer piloto en dar positivo de COVID-19 y se perderá esta semana el tercer Gran Premio

Otros deportes como el tenis, que tendrá su prueba de fuego con el US Open, del 31 de agosto al 13 de septiembre, o la natación siguen “muertos”. Solo los entrenamientos se han reanudado en algunos casos. La expectativa sigue siendo la constante.

El ciclismo y el atletismo de Ecuador en acción

La reactivación del deporte ecuatoriano en competencias oficiales vuelve, pero a paso lento. De momento, el ciclista ecuatoriano Richard Carapaz, en la Vuelta a Burgos, en España, fue el primero en tener presencia la semana pasada en una prueba de la Unión Internacional de Ciclistas (UCI) donde quedó sexto, en la clasificación general. Carapaz así como el resto de la flota de pedalistas tricolores en equipo internacionales tienen previsto volver a la ruta el 5 de agosto en el Tour de Polonia. Mientras que del lado del atletismo, Álex Quiñónez, Ángela Tenorio y Anahí Suárez ya trabajan en una base de entrenamiento en Portugal. La agenda de competencias aún es incierta.