8 de noviembre, la fecha de regreso a las pistas de Quiñónez que nunca llegará

  Deportes

8 de noviembre, la fecha de regreso a las pistas de Quiñónez que nunca llegará

El equipo del deportista ecuatoriano, entre ellas sus amigas velocistas y su entrenador, no salen aún del shock

Álex Quiñónez muerte sicarios
El velocista dejó atrás los problemas y de la mano del entrenador Nelson Gutiérrez se dedicó a retomar el nivel que le llevó a la élite del atletismo.Archivo \ Expreso

Como su familia presentaba orgulloso Álex Quiñónez a las velocistas Ángela Tenorio y Anahí Suárez. Ellas, además de compañeras de entrenamiento y viajes, se convirtieron en sus ‘hermanas’, a las que cuidaba y aconsejaba.

La Gacela Tenorio estaba devastada tras conocer que su Negro, como le decía de cariño, había fallecido. “No lo podía creer, se me destrozó el corazón. Álex era una persona buena”, comentó.

Ángela confesó que hace dos semanas conversó por última vez con Quiñónez, quien le prometió que retomaría los entrenamientos tras el duro golpe que fue el no poder participar en los Juegos Olímpicos de Tokio, por una sanción.

“Le decía que debe estar tranquilo. Me prometió volver a entrenar por sus hijas, por sus morenitas, para estar listo para el Mundial y los próximos Olímpicos”, afirmó Tenorio.

Álex Quiñónez atletismo Ecuador

El mundo del deporte llora a Álex Quiñónez

Leer más

Quiñónez se encontraba en Guayaquil para ver a su esposa e hijas, para el 8 de noviembre estar en Quito, donde iniciaría la preparación de cara a la próxima temporada.

Ángela resaltó que siempre guardará el recuerdo de Álex “como una persona sencilla, generosa y comprometida, un gran ser humano”.

Recordó que con Anahí Suárez le hacían bromas a Quiñónez, quien las cuidaba como un hermano mayor.

También las consentía demostrando sus habilidades en la cocina. “En el último campamento en Portugal nos hizo ceviche y encocado de camarón. Siempre nos cuidaba. No sé cómo voy a hacer ahora que ya no va a estar con nosotros”, dijo con nostalgia.

En cada entrenamiento, la Gacela tendrá presente las palabras de aliento de su Negro, que le impulsaba a dar más. “Voy a entrenar duro en su nombre. Cada triunfo se lo dedicaré a mi hermanito, voy a mejorar mis marcas por él”, sentenció Ángela, quien ahora correrá con un ángel a su lado.

UNA NOCHE DE PESADIILA 

Nelson Gutiérrez, entrenador de Quiñónez, comentó que vivieron una noche muy mala al conocer sobre el asesinato de Álex. “Nos quedamos sin palabras, sin aliento. Hemos perdido un gran ser humano, una persona maravillosa”, afirmó el DT.

Contó que hace 15 días habló con Quiñónez para planificar su regreso a las prácticas. “Me dijo que estaba realizando trabajo físico en playa, muy animado por volver”, dijo Gutiérrez, quien ahora dice que analizará la mejor forma de honrarlo.