Ciencia y Tecnologia

Cómo detectar a un 'troll' en redes y cómo enfrentarlo

Los trolls suelen presentarse como usuarios anónimos en redes sociales donde intentan desprestigiar y hacer daño mediante comentarios.

twitter-292988_1920
Los trolls emiten discursos violentos y de odio en diferentes redes sociales.Pixabay
image_content_28187195_20191010173249

El monstruo 2.0 que despertó el paro

Leer más

La denominación de 'trolls' se ha consolidado con el auge de las redes sociales, refiriéndose a aquellas personas que se dedican a publicar contenido sarcástico,  polémico  y hasta agresivo. En muchas ocasiones van cargados con mensajes de odio.

Los trolls no solo pueden resultar molestos, sino que también pueden dañar seriamente la reputación de personas, marcas o instituciones puesto que crean expectativas negativas de las mismas.

Twitter se ha caracterizado como la red social por excelencia donde prolifera este fenómeno de usuarios usualmente ficticios que acosan a otras cuentas con un comportamiento digitalmente violento. Esto puede deberse probablemente a la naturaleza más anónima de la plataforma, que en comparación con otras redes sociales, no requiere que los usuarios muestren su identidad real.

La aparición de un troll puede ser producto de varías causas: sentimientos religiosos, discriminación por orientación sexual o racial y preferencias políticas se destacan en la lista. Para Christian Espinosa, director de Cobertura Digital y especialista en comunicación online, esta última adquiere un papel más importante. "En el ámbito político es donde realmente aparecen más los trolls, sobretodo en las campañas se registra mayor movimiento de este tipo cuentas", asegura.

Según Espinosa los trolls aparecen como una forma de manipular la opinión pública, tanto positiva como negativamente. "Se crean cuentas, por ejemplo, para retwittear mensajes de políticos y hacer parecer que tienen más aceptación, pero también están los trolls que se dedican a destruir, hablar mal de los adversarios, generar polarización o desviar la atención de las conversaciones", expresa.

Para el especialista y también periodista, la diferenciación de la crítica argumentada es clave al momento de identificar a un troll, debido a que estos buscan hacer daño con sus comentarios y no proporcionar una opinión constructiva.

Algunas características para reconocer a un troll, pueden ser:

Escriben comentarios con una frecuencia mayor a la de los demás usuarios promedio.

La relación entre aquello que escriben y los comentarios de otros usuarios es muy baja.

Buscan tener ‘la última palabra’ para mostrarse como los ‘ganadores’ de la discusión que ellos mismos iniciaron.

Utilizan pocas palabras positivas y son más propensos a insultar a los demás y decir groserías.

Por otro lado, dentro de las estrategias y modalidades en la que se manejan los trolls, se encuentran las cuentas 'bots' y las cuentas falsas o 'fakes'. Las primeras son automatizadas y por lo general se controlan en masa; en cambio, las segundas son manipuladas por personas reales pero bajo identidad fraudulenta. A esto se le suma la existencia de los 'trolls centers', que según Espinosa, son organizaciones más 'formales', dedicadas e inclusive pagadas en algunos casos para generar desinformación, dañar a alguien y manipular información.

Desde 2016, las redes sociales forman parte del artículo 396 del COIP que sanciona con pena privativa de libertad de 15 a 30 días a la persona que, por cualquier medio, profiera expresiones en descrédito o deshonra en contra de otra. No obstante, al no poder identificar quien es la persona responsable en algunos casos, la normativa se vuelve poco aplicable y los trolls pueden multiplicarse a sus anchas.

Ante esto, Espinosa recomienda dos maneras de enfrentarlos según la influencia que tengan. "Sí es un Troll que no tiene influencia, es decir, que te quiere provocar pero apenas cuanta con seguidores y repercusión mediática, hay que ignorarlo y no alimentarlo. Cuando tiene influencia, en cambio, hay que activar una manera de desmentirlos antes de que haga más daño", advierte.

Cómo actuar ante un troll según su influenciaChristian Espinosa

Por último y antes de llegar a tomar la medida de bloquear al usuario, lo recomendable es denunciar la cuenta, porque de esta manera, Twitter se encargará de revisar la cuenta y establecer si esta cumple o no con las políticas de la red social, luego, las medidas que se tomen con el usuario pueden variar desde una advertencia hasta la suspensión permanente de la cuenta.