Ciencia y Tecnologia

¿Dónde se ubica la conciencia? Esta es la posible respuesta que plantea un estudio

Según la investigación, los pensamientos y la actividad mental se encuentran codificados en la energía electromagnética que comparten las neuronas

nerve-cell-2213009_1920
Referencial. nuestra conciencia no estaría en el cerebro, sino en la energía electromagnética compartida entre las neuronas.pixabay

Científicos de la Universidad de Surrey, en el Reino Unido, afirman haber descubierto la ubicación física de la conciencia, que es el producto más complejo de la actividad neuronal humana.

Imagen cedida por la Universidad Complutense de Madrid de la preparación de Ayahuasca en Ecuador.

Estudio: té amazónico de chamanes ayuda a la formación de nuevas neuronas

Leer más

El estudio, publicado en la revista Neuroscience Consciousness en septiembre pasado, dijo que, contrariamente a lo que se podría pensar, este lugar no está en el cerebro.

Según los investigadores, dirigidos por el profesor Johnjoe McFadden, la conciencia consiste en la energía electromagnética que surge como resultado de las señales eléctricas que comparten las neuronas.

Esta energía, que puede ser detectada mediante electroencefalograma y magnetoencefalografía, podría ser el verdadero núcleo de la conciencia, donde se ubican nuestros pensamientos y procesos mentales.

En su hipótesis, descrita como la teoría del campo de información electromagnética consciente (cemi), McFadden propone que la conciencia es información causalmente activa, físicamente integrada y codificada en el campo electromagnético de nuestro cerebro.

neuronas

Crean neuronas artificiales que funcionan como las reales

Leer más

A diferencia del procesamiento neuronal y computacional, que sucede principalmente en el tiempo, la teoría cemi sugiere que la conciencia se encuentra arraigada en una estructura íntegramente física, mensurable y susceptible a modificaciones artificiales y pruebas experimentales.

Así, este paradigma plantea un dualismo científico basado en una distinción entre materia y energía, más que entre materia y espíritu.