Ciencia y Tecnologia

Un expreso con Expreso: Gabriel Helguero y su apuesta por la impresión 3D

Gabriel es el fundador de Helguero 3D, una empresa de impresión tridimensional enfocada en la medicina, pionera en Ecuador. Entre sus productos destacan férulas personalizadas que reemplazan al yeso. Conversamos con él sobre el futuro de esta tecnología y su aplicación en el país.

Gabriel Helguero
Gabriel es docente de la Facultad de Ingeniería Mecánica y Ciencias de la Producción de la Espol.Giannella Espinoza / Expreso

Gabriel Helguero es el fundador de Helguero 3D, una empresa pionera en el país, dedicada a aplicar la impresión 3D en la medicina, con tres líneas de negocios: Print Med (impresión de biomodelos para la planificación quirúrgica), Print Baby (impresión del rostro de un bebé a partir de una ecografía 3D/4D/5D) y Exo Print (férulas a la medidad para inmovilización).

impresión 3D casas arquitectura construcción

La impresión en 3D llega a la construcción

Leer más

Es ingeniero mecánico graduado en Espol, en donde es docente de la Facultad de Ingeniería Mecánica y Ciencias de la Producción. Tiene una maestría en Ingeniería Mecánica con énfasis en manufactura y un doctorado especializado en Bioingeniería e Impresiones 3D, ambos en Stony Brook University. Es Ex-becario Fulbright y Senescyt.

Gabriel Helguero
La férulas 3D de Gabriel le dicen adiós al yeso, son personalizadas y resistentes al agua.Giannella Espinoza / Expreso

Entre sus logros más recientes destacan una beca 'Ensamble 2016' (Senescyt), el premio 'Oye Guayaquil Emprende 2017' (otorgado por el Municipio de Guayaquil al mejor emprendimiento del año) y el 'Premio Origen +593' (otorgado por la Asociación de Jóvenes Empresarios AJE al emprendimiento más innovador del 2017). 

Su fin en el mundo de la impresión 3D, en el que ya se imprimen desde casas hasta comida, es encontrarle un "verdadero significado", es decir, "utilizar sus beneficios para lo que realmente importa". Una muestra de ello son las férulas personalizadas que fabrica en impresoras tridimensionales para mejorar la calidad de vida y recuperación de cientos de personas cuyos días se ven limitados por métodos anticuados, como el yeso.

En 'Un expreso con Expreso' nos explicó en términos sencillos cómo funciona esta tecnología, debatió sobre el futuro de la impresión 3D y dejó una recomendación para aquellos que están pensando en emprender en esta área.

Al mundo de la impresión 3D, Gabriel llegó en 2007. Tenía 25 años cuando salió del país a cursar una maestría y la materia 'Procesos de Manofactura' le puso en su camino a una máquina capaz de realizar réplicas de diseños en 3D. Entendió su potencial y ahí se quedo.

En 2012 cuando cursaba su doctorado, conoció el caso de Mía, una niña con una cardiopatía congénita severa que necesitaba una operación para salvar su vida, pero que ningún médico lograba entender la zona. Gabriel imprimió un biomodelo que representaba una réplica exacta del corazón de Mía, la cual sirvió para que su cirujano entendiera el problema e incluso practicara la cirugía con antelación. Ahora, esta necesidad es una de las que resuelve con su emprendimiento que arrancó en  2016.

Debes saber

  • Un Print Baby se demora aproximadamente tres horas en imprimirse y requiere del archivo digital de la ecografía en 3D/4D/5D.

  • Para los otros productos en 3D como los biomodelos o las férulas, son aptos: tomografías, resonancias magnéticas y ultrasonidos. Dependerá de lo que necesita el médico y de lo que tenga el paciente.