Ciencia y Tecnologia

¿Quieres ayudar a reducir la contaminación ambiental? Borra e-mails

Una aplicación permite borrar el correo no deseado y así, ayudar al planeta.

cyberspace-2784907_1920
Cada e-mail almacenado equivale a 10 gramos de dióxido de carbono al año.referencial/Pixabay
Ciberseguridad

El cibercrimen cuesta más de $ 1 billón al año

Leer más

La conciencia sobre el cambio climático empieza a instaurarse lentamente en la sociedad moderna reflejándose en la creciente aparición de manifestaciones ecológicas o iniciativas que contribuyen a disminuir la generación de residuos. Pero hasta ahora, el coste que supone para el planeta todo el funcionamiento constante del mundo virtual, se ha mantenido alejado del foco polémico sobre los causantes de la situación climática actual.

Las nuevas tecnologías, que en principio parecen sostenerse en un ambiente limpio, pueden llegar a ser muy nocivas para el ambiente. Una parte del problema se encuentra en los espacios de almacenamiento virtual, donde los correos electrónicos que se acumulan en la nube, contribuyen a dejar una huella de carbono en la tierra.

Según la Start-up francesa CleanFox, cada correo electrónico genera alrededor de 10g de CO₂ anuales, lo que deja de parecer insignificante cuando se tiene en cuenta que diariamente se envían 101.500.800.020 correos electrónicos, de acuerdo con las últimas cifras de internetlivestats.

La empresa francesa, mediante una aplicación que creó en 2017, propone eliminar y cancelar a suscripción de forma gratuita, de todos los boletines informativos que se distribuyen en los emails y que por lo general no son de interés de los usuarios. Este tipo de emails, también conocidos como 'newsletters', representan el 60 % de los correos que permanecen sin abrir, los cuales terminan acumulándose en las bandejas de entradas.

Esa acumulación de correos electrónicos no deseados acaba aportando, entonces, a la generación de 1.000 millones de toneladas de CO₂ anuales. Hasta la fecha, unas 3 millones de personas han utilizado la aplicación, lo que significa unos 1.100 emails eliminados, al mismo tiempo que 11 kg de CO₂ menos por persona.

Salinas - fin de año

Playas sucias, ¿por qué terminan así todos los años?

Leer más

¿Por qué contaminan los correos electrónicos?

Cada correo electrónico se almacena en grandes espacios conocidos como 'data center', los cuales incorporan equipos electrónicos que deben permanecer en constante funcionamiento. Es decir, que estos centros tienen que estar siempre conectados a la energía eléctrica, además del gasto energético que supone la aclimatación de los equipos.

A lo anterior se le suma que la mayoría de e-mails almacenados se duplican para asegurar la supervivencia en caso de incendios o averías dentro de los centros de información.

Si bien es cierto que la eliminación de los formatos físicos de almacenamiento ha reducido notablemente la producción de residuos tóxicos como el plástico, aún queda por ver que solución se puede encontrar para los archivos y correos electrónicos. Por el momento, iniciativas como CleanFox representan una herramienta útil en la organización de los correos electrónicos y en la búsqueda de medidas contra el cambio climático.