Ciencia y Tecnologia

Descubren los restos del dinosaurio más grande de Australia y uno de los de mayor tamaño del mundo

El gigante Australotitan cooperensis medía hasta 6,5 metros de alto y 30 metros de longitud. Vivió hace más de 90 millones de años

ino
Una simulación digital del Australotitan cooperensis, uno de los saurios más grandes que habitó la Tierra.cortesía

Hay júbilo en el mundo científico y, en especial, en los expertos del Museo de Queensland y del Museo de Historia Natural de Eromanga de Australia. Es que luego de 15 años de investigación, estos últimos han confirmado que los huesos hallados en las afueras del estado de Queensland pertenecieron al dinosaurio más grande que haya vivido en el país.

0d58b26f87d480428db7c1601e96129ebf3e3c1a

Hallada una nueva especie de dinosaurio carnívoro en Argentina

Leer más

La cadena RT en Epañol informó al respecto que el paleontólogo Scott Hocknull detalló que los restos encontrados en 2006 son del Australotitan cooperensis, que vivió durante el período Cretácico, entre 92 y 96 millones de años atrás. Se calcula que la especie medía entre 5 y 6,5 metros de alto y alcanzaba de 25 a 30 metros de longitud, cuyas dimensiones lo sitúan entre los más grandes de la historia. "No es el más grande del mundo -aclaró-, pero sin duda está entre los primeros diez".

Respecto al peso, todavía no hay datos precisos, aunque el especialista estimó que podría haber tenido entre 50 y 70 toneladas, lo que lo ubicaría entre los saurópodos más pesados.

"En Australia, es sin duda el animal más grande que ha caminado. Es enorme, es una bestia fantástica. Imagínense algo del tamaño de una cancha de baloncesto caminando por la Tierra", comentó Hocknull.

Yamanasaurus

Yamanasaurus lojaensis, el primer dinosaurio descubierto en Ecuador

Leer más

Cotejamiento con otras especies

Además, explicó que para asegurarse de que era una especie diferente tuvieron que "comparar sus huesos con los de otras especies de Queensland" y del resto del mundo, lo que caracterizó como "una tarea larga y laboriosa". Para ello, el equipo utilizó nueva tecnología digital con la que escaneó en 3D cada hueso y así logró compararlos con los restos de otros dinosaurios. Según el experto, este descubrimiento es solamente "la punta del iceberg".

Podría haber variedades aún más grandes que todavía no han sido descubiertas, opinó el científico.