Ciencia y Tecnologia

Coronavirus: Tailandia empieza ensayos con monos en busca de una vacuna

Si los tests sobre los macacos son positivos, los ensayos sobre humanos podrían empezar en octubre y la vacuna podría estar disponible a fines de 2021

mono tailandia pruebas coronavirus
Un empleado de laboratorio sostiene en brazos a un bebé de mono en el Centro Nacional de Investigación de Primates de Tailandia, en la Universidad de Chulalongkorn, en Saraburi, el 23 de mayo de 2020.afp

Tailandia empezó a realizar tests con primates y espera poder comercializar de aquí a fines de 2021 una vacuna contra el coronavirus, según informaron el lunes 25 de mayo los responsables del proyecto en el país asiático.

coronavirus-camello-dromedario

Buscan anticuerpos en dromedarios para la vacuna contra el coronavirus

Leer más

Más de un centenar de investigaciones están actualmente en curso en todo el mundo, y ocho de ellas ya están en el nivel de pruebas con humanos, según la Organización mundial de la salud (OMS).

"Esperamos producir una vacuna que será comercializada a un precio más abordable" que en Europa o Estados Unidos, explicó a AFP Suchinda Malaivitjitnond, directora del Centro Nacional de Investigación de Primates de Tailandia.

Tras ensayos positivos sobre ratones, la directora supervisó el sábado inyecciones a un primer grupo de 13 monos.

Su equipo trabaja en colaboración con la Universidad de Pennsylvania en Estados Unidos y se basa en una nueva tecnología, jamás usada para fabricar una vacuna: el ARN mensajero (ARNm) que transporta el código genético del ADN a las células.

Este método tiene como objetivo dar al cuerpo las informaciones genéticas necesarias para desencadenar preventivamente una protección contra el coronavirus.

Espol-Pruebas-Covid-19

Coronavirus: La Espol también va tras una vacuna contra el Covid-19

Leer más

Una de las vacunas experimentales más avanzadas en el mundo, el de la sociedad estadounidense de biotecnología Moderna, a la que el gobierno de Estados Unidos otorgó 500 millones de dólares, está también desarrollada según esta tecnología.

Si los tests sobre los macacos son positivos, los ensayos sobre humanos podrían empezar en octubre y estar disponibles en "un año y medio", según Kiat Ruxrungtham de la Universidad de Chulalongkorn en Bangkok, asociada el proyecto.

Su deseo es poder ofrecer la tecnología de la vacuna anti-coronavirus a los países pobres de la región, como Camboya, Laos o Birmania.