Ciencia y Tecnologia

¿Cómo evitar ser 'troleado' en redes (como le pasó a Bucaram)?

EXPRESO conversó con un experto sobre cómo actuar ante este tipo de situaciones de los que nadie está libre, ni siquiera un expresidente

trols en redes
El tèrmino `trols' se ha vuelto muy comùn en los ùltimos años.PIXABAY

El exponencial crecimiento de los usuarios en redes sociales (Twitter, Instagram, TikTok, Facebook y más) no solo ha traído consigo la facilitación de la comunicación, sino también los ha llevado a ser blanco de ataques y bromas que cada vez son más comunes en Internet.

ABDALA BUCARAM. JACOBO

La respuesta de un usuario en Twitter termina eclipsando una denuncia de Abdalá Bucaram

Leer más

Desde comentarios desatinados hasta insultos y amenazas, son múltiples los escenarios a los que los internautas se pueden enfrentar en redes sociales y de los cuales no se escapa nadie, ni siquiera famosos o personalidades políticas. Un claro ejemplo es la 'troleada' de un usuario de Twitter al expresidente Abdalá Bucarám.

Por tanto, es propio analizar las distintas formas en que podemos evitar estos ‘malos ratos’. EXPRESO conversó con Roberto Olaya, experto en informática, quien nos comentó cómo actuar en estos casos.

Para el especialista, lo principal es identificar cuándo estas acciones provienen de los denominados ‘trols’ y cuándo provienen de un usuario común. Este punto será clave para entender en primera instancia como enfrentar la situación.

En el caso de los ‘trols’, su principal objetivo es causar un tipo de daño a la persona a quien dirige el ataque. Pueden aparecer de múltiples formas en redes y Olaya menciona cuatro ejes importantes para poderlos identificar:

  • SU IMAGEN

Generalmente son perfiles que no cuentan con nombres propios, o en su defecto poseen uno que puede sonar informal. A esto se suma, su foto de perfil, ya que puede carecer de ella o hacer uso de memes o imágenes inapropiadas en ese espacio.

  • TIEMPO DE CREACIÓN

Seguramente las cuentas ‘trols’ no pasan de un año de creadas, ya que cuando son identificadas –en el caso de Twitter- las elimina”, señala Olaya. Por tanto, estos usuarios deben crear constantemente nuevos perfiles.

  • CANTIDAD DE SEGUIDORES

No es el mayor identificador, es cierto. Sin embargo, pueden dar una clara señal, ya que suele existir una desproporción enorme entre el número de personas que siguen dicha cuenta y el número de perfiles que esta sigue.

  • CONTENIDO

En este punto se pueden tener dos enfoques: uno es la cantidad de publicaciones que la cuenta realiza (suelen ser pocas) y otro es el direccionamiento que tiene la misma hacia información de un solo tipo, sea esta política, farándula, deportes o cualquier otro.

Con esta pauta, una vez identificado el atacante, debemos plantearnos qué respuesta emitir. En el caso de los ‘trols’, Olaya aconseja hacer caso omiso al ataque, ya que, si seguimos dando cola al mismo, estaremos dando pie a que la arremetida continua. “Esto es como un balde de agua al que le echas tierra. Si tú revuelves el balde, la tierra seguirá dando vueltas; pero si no lo haces la tierra cae, así mismo caen estos ataques y su impacto no pasará de 24 horas”, señala el informático.

En el caso de usuarios comunes el mecanismo de respuesta puede ser igual, pero también se puede optar por responder, siempre y cuando se esté seguro del discurso que se va a emitir porque caso contrario eso agravaría la situación.

Xavier Almeida es gerente general de GMS, una empresa regional enfocada en la Seguridad de la Información desde 1978.

“Todo lo que esta conectado a redes estaria en peligro”

Leer más

  • PERO... ¿SE PUEDEN EVITAR ESTAS BROMAS O ATAQUES?

Para Olaya este punto es bastante ambiguo, ya que existen múltiples factores que pueden dar paso a ser objeto de una broma pesada, incluyendo componentes generacionales. Es decir que el atacante se aprovecha de la edad de su víctima para generar una situación de este tipo.

Pero también parte de la poca precaución que se tiene para subir contenido a redes o de las respuestas que se generan. 

Muchas veces los usuarios no analizan algo antes de escribir o publicar y es precisamente ahí cuando alguien más se aprovecha de esa debilidad para ‘trolear’ o causar daño”, menciona Olaya. 

Además, porque hay que tener en cuenta que por más acciones que se tomen a futuro lo que se sube a la red, permanece en la red por siempre. A propósito de lo que le ocurrió a Abdalá Bucaram en Twitter, “alguien siempre le ha hecho captura o lo ha guardado, así que prevenir es la mejor opción”, concluye el experto.