Publicar tu número en redes sociales, el primer error de un futuro estafado

  Ciencia y Tecnologia

Publicar tu número en redes sociales, el primer error de un futuro estafado

La Dirección Nacional de Investigación de Delitos contra la Propiedad (Sidprobac) recomienda a la ciudadanía no exponer sus datos personales en Internet

estafas llamadas
Estafas por teléfonos y redes sociales se reactivaron más durante la pandemia.Freddy Rodriguez/EXPRESO

Una de las últimas pruebas de estafa en Ecuador, viralizadas en redes sociales, fue la 'del sobrino más querido'. Se trata de una llamada que dura 10 minutos. Una mujer que reside en la ciudad de Babahoyo, recibe una llamada a su celular. Del otro lado de la línea la voz de un hombre joven le dice “buenos días tía, cómo le va”. Titubea con la mujer que pregunta con cuál de sus sobrinos habla, y él por no lanzar un nombre, le dice que es con el más querido.

Después de que la mujer menciona el nombre de uno de sus familiares, pensando que podría ser él, el hombre asume esa identidad. Luego de hacerle varias bromas, finge llorar y dice que ha sido detenido en un operativo de control de tránsito por la Policía Nacional. Junto a un supuesto teniente, quien también interviene en la conversación, intentan convencer a la mujer de negociar depositando a una cuenta $ 400.

Niños

Expertos en ciberseguridad: “Tik Tok alimenta la pedofilia”

Leer más

Finalmente, la mujer sospecha de la historia y de la voz del joven, que no se parece a la de su sobrino. Lo pone a prueba. “Esa voz no es tuya, ¿cómo se llama tu último hermano?”. Y el antisocial deja de responder. Así la mujer se zafa de esa situación y no se deja convencer.

Desde el pasado mes de abril, varios audios, videos y reclamos de estafas circulan en las redes sociales, con esa misma modalidad: llamadas telefónicas.

¿QUÉ HACER?

Las redes sociales son un escenario más amplio para las estafas. Allí los estafadores extraen información de la víctima, como su número telefónico, correo y dirección domiciliaria.

  • Sidprobac recomienda a la ciudadanía no proporcionar el número telefónico personal o de la casa a personas extrañas ni publicarlos en redes sociales. Tampoco dar su cédula de identidad, porque puede ser mal utilizada.

  • Intentar que los negocios o compras que se hacen, se den de manera física, antes de hacer cualquier depósito y que las citas para la entrega o recibo de productos comprados, sea siempre en lugares públicos concurridos que tengan cámaras de seguridad.

  • No contestar números telefónicos del extranjeros y reportarlos al ECU 911.

  • No hacer depósitos a supuestos familiares que llaman y dicen necesitar ayuda económica urgente. Deben cerciorarse que efectivamente se trata de un familiar, a través de prueba, como hizo la señora de Babahoyo.

  • Denunciar a la Fiscalía y Policía de que fue víctima de una estafa.