Zapatos de cuero impecables

  Buenavida

Zapatos de cuero impecables

Bastan solo 5 minutos para dejarlos listos, tal y como los lució el primer día.

Llevar  los zapatos limpios y brillantes es fundamental
El calzado complementa el lookShutterstock

La manera en cómo cuida sus zapatos un hombre dice mucho de él. Si se ven maltratados y sucios, desdice de su personalidad, pero si lucen limpios y brillantes revelan a un individuo pendiente de su imagen, detallista e incluso atractivo.

Mantener el calzado de cuero en buen estado es una tarea sencilla que solo requiere de la elección de los productos adecuados, unos pocos minutos y constancia. Aquí una guía para prolongar la vida de sus zapatos.

5 tips

  • 1. La limpieza. Con un cepillo proceda a limpiar la suciedad, luego unte un paño con cera o crema, páselo por todo el zapato y ¡listo!

  • 2. Si se mojan. Ya sea porque pisó un charco o por la lluvia, al llegar a casa, quíteselos y déjelos secar. Cuando estén secos, remueva las impurezas con un paño húmedo.

  • 3. Recuerde asear tanto el interior como el exterior de su calzado. En el primer caso, debe realizarlo siempre en seco para evitar la humedad y proliferación de hongos.

  • 4. Ojo con la suela. Límpiela con agua tibia y jabón con un paño de microfibra. Después de secar bien, aplique cera, cepille y pula..

  • 5. Déjelos descansar. Aunque sean sus zapatos favoritos, deles un día libre por cada día de uso, así la piel no se marcará demasiado.

Herramientas para limpiar el calzado
Contar con los productos adecuados permite conservar los zapatos en buen estadoInternet

Cómo guardarlos

  • Que no les llegue la luz del sol. Y que la zona esté climatizada, sin excesos en las temperaturas. El armario, el zapatero o debajo de la cama son sitios idóneos.

  • Guárdelos en una horma de madera -vale la pena la inversión- para lograr mantener su forma. O puede optar por introducir una bola de papel craft el cual, además, absorberá la humedad.

  • Cerciórese de que estén bien secos. Almacenar el calzado sin haberlo secado puede ocasionar que se deforme y que adquiera mal olor.

  • No los amontone. Evite colocar un zapato sobre otro, ya que corren el riesgo de rayarse.

Zapatos de cuero
Guárdelos en un lugar donde no les dé el sol y sin amontonarlos.Pixabay
El cuero, aunque es un material delicado y duradero, suele ensuciarse con facilidad. Con el pasar del tiempo si no le da los cuidados necesarios se dañará, dotando al calzado de una apariencia agrietada y áspera.

Los de gamuza y charol

Antes de aplicar cualquier químico de limpieza a su zapato, verifique que sea el adecuado para el material.

  • Si son de cuero gamuzado, límpielos con un cepillo de gamuza y para eliminar manchas emplee una pequeña cantidad de vinagre blanco con un paño. Deje secar completamente y luego cepille.

  • Los de charol deben guardarse en bolsas de tela para evitar rayones y al caminar hacerlo con mucho cuidado para evitar rozaduras. La suciedad se quita con una tela de gamuza y para conservar el brillo aplíqueles vaselina con una mota de algodón.